Ecuador: Comunas afectadas por el derrame de crudo de abril se movilizan

Las comunas indígenas afectadas por el derrame de crudo del pasado 7 de abril que reportamos en A Planeta siguen reclamando justicia y se movilizan en la capital ecuatoriana. El derrame afectó a más de 150 comunidades indígenas de las provincias de Sucumbíos, Napo y Orellana, y a más de 110 mil personas que vieron imposibilitado su acceso al agua y comida. Es preciso recordar que la afección es aún mayor por tratarse de la época en la que se ordenó el confinamiento por el Coronavirus, que afectó de forma especial al Perú, y al que los pueblos indígenas son especialmente vulnerables. Los ríos son las venas del Planeta Tierra, pero también son imprescindibles para los pueblos indígenas, para su supervivencia, pues de ellos se abastecen tanto de agua para beber como de comida con el pescado que pescan. Un río contaminado supone la imposibilidad de satisfacer su proceso vital.

El derrame se originó al romperse tramos del Sistema de Oleoductos Transecuatoriano (SOTE) y el poliducto Shushufindi, ambos administrados por la estatal Petroecuador y del Oleoducto de Crudos Pesados (OCP) (financiado por BBVA) manejado por la empresa privada. El ministro de Energía, René Ortiz, declaró que fueron más de 15 000 barriles vertidos (20 de abril), lo que le situaría como el segundo vertido mayor de los últimos 15 años en Ecuador. El petróleo llegó a los rios  Quijos, Napo y Coca, afluentes del Amazonas, llegando a contaminar las lagunas Pañacocha y Jatuncocha, últimos refugios del manatí amazónico (Trichechus inunguis), en peligro crítico de extinción y adentrándose a 200 kms del derrame. El derrame fue causada porel colapso de la cascada San Rafael causado por las fuertes lluvias y el manejo de sedimentos de la hidroeléctrica Coca Codo Sinclair, en el río Coca. Expertos habían prevenido de posibles accidentes como éste.

Las comunidades se sintieron abandonadas por las instituciones. Al consumir agua del río a muchas personas les produjo diarrea y dolor de cabeza intensos desde del derrame petrolero, denunciando que carecen de asistencia médica, ni por los médicos de las petroleras, ni por los centros de salud, estos últimos enfocados en atender a personas con Covid-19.

Ahora, como informa INREDH, la Confederación de Nacionalidades Indígenas de la Amazonía Ecuatoriana (CONFENIAE) y la Federación de Comunas Unión de Nativos de la Amazonía Ecuatoriana (FCUNAE), con el apoyo de Alianza Ceibo y la Alianza de Organizaciones por los Derechos Humanos convocan a un plantón en los exteriores del Consejo de la Judicatura de Quito, a donde se desplazarán desde la Amazonía representantes de los 27000 kichwas afectados por el derrame. Un mes después de concluir la audiencia,  los afectados todavía esperan a la sentencia para que haga justicia en este caso.

Ver:

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: