8 días de caos energético y social en el estado de Amapá (Brasil)

Por Francisco Kelvim (MAB) y Catarina Barbosa (Brasil de Fato) – Foto: Maksuel Martins / Traducción: A Planeta

La situación en el estado de Amapá es gravísima: se han cumplido 8 días sin luz en el estado, aunque el sábado empezaron a producir desde generadores, la distribuidora de energía ha privilegiado los barrios más ricos de la ciudad y el interior permanece sin luz. Al mismo tiempo, falta agua potable y alimentos en el comercio local y los precios han subido mucho. Hasta el momento no hay un plan para atender a la población Organizaciones sociales han comenzado junto a la Iglesia Católica, distribución de agua y comida, principalmente en Pará, más cerca. Hasta el momento, la empresa Isolux, encargada de la transmisión de energía, no ha explicado el problema, ni tampoco Eletrobras que está haciendo el mantenimientoen la corte. Esta misma empresa ya había estado involucrada en las líneas Jirau y Santo Antônio y Belo Monte, pero en ambas ganó el caso aunque no presentó las condiciones técnicas (no obtuvo las licencias ambientales del IBAMA) ni las condiciones financieras para ejecutar la obra. Se encuentra en proceso de recuperación judicial en Brasil y España. La empresa tendría que contribuir a la solución del problema porque es responsable y soporta las pérdidas de la población, en ese sentido sería muy importante contribuir a la denuncia. En Brasil, a partir de las denuncias de la población, se inició una demanda contra la empresa

http://www.brasildefato.com.br/2020/11/11/amapa-completa-8-dias-de-caos-falha-no-rodizio-de-energia-protestos-e-inseguranca

En los últimos siete días se realizaron aproximadamente 40 protestas en diferentes puntos de la capital, Macapá 
Desde el pasado martes (7), cuando ocurrió el episodio que dejó sin electricidad al estado de Amapá, la población ha vivido de manera precaria. El lunes pasado (9), el Ministerio de Minas y Energía (MME) publicó una nota en la que decía que se había reanudado el suministro de energía. Sin embargo, en varios puntos de la ciudad, la población viene realizando protestas diarias denunciando que no tienen acceso ni al racionamiento cada seis horas que publica el gobierno del estado. Neuciane Lima vive en el barrio Buritizal, en las afueras de la capital, Macapá. Ella fue una de las personas que participó en la protesta realizada el martes pasado (10), cuando el apagón completó 7 días.
Además del problema de la falta de agua y energía, señala que la inseguridad se ha convertido en parte de la rutina de los habitantes de Macapá. Lima también tuvo su casa invadida y dice que, como la suya, esto le ha pasado a otras personas que viven en su barrio. Dice que un amigo fue asaltado por la tarde y el clima de inseguridad está aumentando entre la gente. “Ayer por la tarde, a las 5:30 pm, le robaron pistola en la mano. Mi casa fue invadida, mi hija tiene asma, necesito el aerosol. Llegué al límite de ir a urgencias y no me apoyaron y cuando llego a casa esta es la situación ”, informa. Lima lamenta no haber encontrado otra alternativa que salir a la calle y pedir a las autoridades que actúen. 
Todos los días alguna protesta
Dayane Oliveira es fotógrafa y ha seguido varias protestas en la ciudad. Dice que, desde el apagón, ha habido estallidos de manifestaciones en la ciudad, todas con el mismo motivo: la continua privación de luz y agua para la población. “Todos los días hay una manifestación en varios puntos de la ciudad. Ayer hubo en la zona norte. Hoy habrá un acto que no sabemos qué pasará”, resume. Dayane también dice que la información de que hay energía en la ciudad no es cierta y que esto puede ser confirmado por cualquier residente. “No existe, eso es mentira. Están compartiendo una mentira sobre el estado. No se ha normalizado, está en un caos. Estamos racionando en algunos puntos. En prácticamente 13 municipios no hay agua ni luz. Familias sin agua potable para hacer el saneamiento toman para beber, la situación es muy triste hoy ”, dice.
Al fondo, la comunidad macedonia, ubicada a 12 horas en bote desde Macapá. Llevan ocho días sin electricidad ni luz.
Privado de energía incluso antes del apagón
“No tenemos agua, no tenemos energía, necesitamos un transformador para nuestra bomba”, afirma Luiza Bruno, residente de una comunidad ubicada a 12 horas en bote de Macapá llamada Macedonia. La comunidad es parte del archipiélago de Bailique, que es un distrito de Macapá. Llevan ocho días sin energía y sin luz. Bruno informa que, en el lugar, la gente está usando agua de mar para beber y bañarse, lo que ha afectado la salud de la población. “Los que no pueden comprar agua se van al agua salada de todos modos. Nos sentimos mal aquí en Bailique, hay gente que se está enfermando por el agua salada. Los niños se están poniendo feos la piel, porque las madres no pueden conseguir agua dulce para que se bañen ”, informa.
En Twitter, el senador Randolfe Rodrigues (Rede-AP) pidió medidas más efectivas por parte del gobierno estatal. “Nuestro Estado está sufriendo una serie de negligencias. Nuestra gente no podría estar a oscuras ni un día, ¡30/45 días es inaceptable! ¡Injustificable! Queremos cumplir con la decisión de devolver la energía de inmediato en Amapá, en cualquier caso”, dijo.
Brasil de Fato solicitó al gobierno del Estado de Amapá aclaraciones sobre los hechos citados en el informe, pero no tuvo respuesta al momento de la publicación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: