Carta de los afectados y afectadas por Vale, Samarco, BHP y la sociedad brasileña

por el Movimiento de Personas Afectadas por Rrepresas de Brasil (MAB – ) (Traducido por A Planeta)

 

Tenemos derecho a tener voz y voto en las decisiones. Estamos cansados de tener nuestro destino a merced de empresas, políticos y jueces, poderosos y dueños de este sistema, que nos roba nuestros derechos a la luz del día sin ningún pudor, y nos hunden cada vez más en este barro tóxico de los intereses privados.

Hay que tener en cuenta nuestro conocimiento tradicional y popular, nuestro conocimiento acumulado durante generaciones sobre nuestros territorios y nuestras formas de vida. Ya estábamos en los territorios antes de que los cubriera el lodo. Estaremos aquí, y nuestra descendencia estará por generaciones en los mismos territorios, incluso después de la Fundación Renova y los líderes que hoy están a cargo de las reparaciones.

Ya no permitiremos que nuestras vidas sean resueltas dentro de cuatro paredes por criminales y sus cómplices. La solución al problema viene de nosotros, afectados y afectadas, unidas y organizadas.

La participación popular real vendrá de las calles, playas, escuelas, orillas de ríos y manglares, de los pueblos y comunidades afectadas. Vendrá de las personas afectadas, en su espacio de vivencia, cariño y lucha.

Y finalmente, no renunciaremos a nuestra salud y bienestar. Además de las 19 vidas y el aborto en Bento Rodrigues, se perdieron muchas más en estos cinco años. Vidas que se han ido y vidas que nunca volverán a ser las mismas.

Queremos recuperar nuestra agua, nuestro río, nuestras playas, nuestro ocio y nuestra comida. Aquí están las personas que siempre han trabajado duro para tener algo para comer y siempre han producido alimentos saludables para nuestras familias y comunidades.

No pedimos ser damnificados por este crimen, pero ahora que hemos sido, estaremos con la cabeza en alto y con la certeza de que estamos en el lado correcto de la historia. Es hora de que Brasil ponga fin a aquellas empresas que se enorgullecen de los récords de las ganancias, al tiempo que niegan a las personas humildes una compensación justa por el daño causado a nuestros territorios, nuestros cuerpos y nuestras vidas.

Vale, Samarco y BHP, prepárense, porque estamos aquí para decir alto y claro: salimos del duelo, ¡y los próximos cinco años serán de mucha lucha!

¡De Río al Mar, no nos callarán! ¡Aguas para la vida, no para la muerte!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: