Lanzan la mayor resistencia contra la Línea 3 del oleoducto Enbridge

Jake Johnson (Common Dreams) /Traducción: A Planeta

Miles de personas de todo el país están viajando al norte de Minnesota este fin de semana para unirse a los líderes indígenas en lo que los organizadores describieron como la “mayor resistencia hasta ahora” a la Línea 3, un oleoducto de arenas bituminosas propiedad de Enbridge cuya construcción se ha acelerado en los últimos días mientras los opositores advierten que el proyecto supone una amenaza para las vías fluviales y el clima.

El sábado comenzó el “Treaty People Gathering” (Encuentro el Pueblo del Tratado), el primero de varios días de acción previstos contra el multimillonario proyecto de Enbridge, que pretende sustituir y ampliar el actual oleoducto de la empresa canadiense por una ruta que atraviesa más de 200 masas de agua y 800 humedales.

De completarse, el oleoducto tendría capacidad para transportar más de 750.000 barriles diarios de petróleo de arenas bituminosas desde Alberta (Canadá) hasta Wisconsin.

Los líderes indígenas han denunciado la expansión del oleoducto como una violación descarada de los derechos de los tratados que pone en peligro las tierras sagradas. Los intentos de bloquear el oleoducto en los tribunales aún no han tenido éxito, lo que ha llevado a los opositores a la Línea 3 a centrarse en las protestas a gran escala y la desobediencia civil.

“Tenemos que proteger todo lo que nos queda de los dones sagrados y de la tierra”, dijo Dawn Goodwin, de la Coalición RISE, dirigida por indígenas. “Dije que haría todo lo que pudiera. Y he hecho todo lo que he podido en el sistema legal, hasta ahora siguiendo ese proceso. Ahora, nos han fallado a través de la captura normativa y la financiación corporativa. Así que ahora les necesitamos”.

Se espera que las últimas grandes manifestaciones contra la Línea 3 comiencen el lunes, con destacados ecologistas como Jane Fonda y Bill McKibben, que se unirán a Winona LaDuke, Tara Houska y otros activistas indígenas para protestar contra el oleoducto que podría derramarse.

“Nuestra Madre necesita que seamos valientes, que demos voz a lo sagrado y a las generaciones futuras”, dijo Houska, fundadora del Colectivo Giniw, en un comunicado. “Hemos elevado el perfil nacional de la Línea 3 gracias al poder de la gente. [El presidente Joe] Biden escucha nuestras voces, pero los humedales y el arroz silvestre necesitan acción”.

“No podemos mitigar la crisis climática y no podemos quedarnos de brazos cruzados mientras los combustibles fósiles de DAPL y la Línea 5 fluyen ilegalmente, mientras los jóvenes se encadenan al oleoducto de Mountain Valley y a la Línea 3”, continuó Houska. “Defiendan lo que es correcto, defiendan a los que aún no han nacido”.

Alrededor de 250 personas han sido detenidas en manifestaciones contra la Línea 3 desde que comenzó su construcción el pasado diciembre.

“Desde el 1 de abril hasta el 1 de junio, los trabajos en el oleoducto propiamente dicho cesaron debido a las restricciones medioambientales y de carreteras de la primavera, aunque Enbridge continuó construyendo estaciones de bombeo”, informó el sábado el Star Tribune de Minnesota. “Durante la semana pasada, toda la plantilla -que supera los 4.000 trabajadores- regresó al reanudarse los trabajos directos del oleoducto”.

Cientos de grupos ecologistas y líderes indígenas han apelado directamente a Biden para que intervenga contra la Línea 3, al igual que retiró el gasoducto Keystone XL poco después de asumir el cargo.

En una carta enviada en marzo, una coalición de más de 370 organizaciones advirtió a Biden de que “la Línea 3 es una amenaza para el agua, los derechos de los indígenas y nuestro clima global, y su construcción apresurada en medio de la pandemia de Covid-19 es un peligro extremo para las comunidades de Minnesota y los trabajadores del sector energético por igual”.

Pero Biden aún no ha tomado ninguna medida en relación con la Línea 3, y justo el mes pasado su administración se opuso formalmente al cierre del oleoducto Dakota Access, lo que enfureció a los ecologistas que dijeron que la medida va en contra de los votos del presidente de tratar la crisis climática como una emergencia que requiere una acción audaz.

“El presidente Biden hizo lo correcto cuando canceló el oleoducto Keystone XL al principio de su mandato”, tuiteó el viernes la representante demócrata Ilhan Omar. “Ahora debe hacer lo correcto y cancelar la Línea 3. Renuevo mis llamamientos para acabar con este destructivo e innecesario regalo a las grandes petroleras.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: