Lof Quemquemtreu, nueva represión como parte del despojo territorial mapuche

A Planeta / Fotos: Denali DeGraf (English) (Rebelión)

 

Lof (comunidad) Quemquemtreu procedió a recuperar las tierras que antiguamente le pertenecían a la familia mapuche de Lucinda Quitupuray el 18 de septiembre de 2021. La recuperación se argumentaba porque el lugar se encontraba «deshabitado hace mas de 50 años y a merced de intereses inmobiliarios, forestales e hídricos».

Lucinda Quitupuray fue encontrada muerta a balazos en su cama en 1999, y su hijo Victorino después. Así, se deshicieron de propietaria y heredero de un terreno de unas mil hectáreas. Así las cosas, éste fue asignado por el Servicio Forestal Andino a un emprendimiento maderero de Rolando Rocco. Esto supuso la tala del bosque nativo para reemplazarlo por pino. Rocco es conocido por las formas poco ortodoxas con las que se ha hecho con territorio en el que ha desplegado sus plantaciones de pino y es también un conocido extractivista que impulsa la actividad minera en las comunidades. Lucinda Quintupuray ya había sido objeto de presiones por el lobby forestal, que de parecida forma consiguió el desalojo de la abuela Odelina de la comunidad Pichún. Cabe resaltar que 19 años después, ambos asesinatos de Lucinda y Victorino no han sido esclarecidos.

El propio Rocco exigió el desalojo este 24 de septiembre. La fiscal Betiana Cendón hizo caso omiso, pese a que existía un acuerdo con otro fiscal, Arrien, de esperar y no usar la violencia. Cendón ordenó el desalojo, que se saldó con cuatro detenciones y con una violencia desmesurada que incluyó uso de balas de goma y plomo, y la agresión a un menor que fue tirado al suelo y sobre el que en su espalda agentes hincaron sus rodillas. También se llevaron pertenencias de la comunidad.

(Foto: Denaly DeGraf)

El operativo se mantuvo en la comunidad impidiendo la entrada a cualquiera. Se colocaron efectivos pertrechados con armas largas, policía montada y también permaneció un camión de bomberos. Dentro del operativo, la policía tomó también la Escuela Intercultural 211, bautizada con el nombre de la vecina asesinada, Lucinda Quintupuray, para utilizarla como centro de operaciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: