Boletín Oilwire nº 23: del declive no controlado del petróleo a la recuperación justa

OilWire el boletín de Oil Change International en colaboración con la Red Mundial de Gas y Petróleo, una comunidad de organizaciones de todo el mundo que trabajan por una eliminación justa y equitativa del suministro de petróleo y gas. Traducido por A Planeta.

EL PANORAMA GENERAL

Estamos en un momento de transformación. A medida que la crisis de salud de COVID-19 ha empeorado en todo el mundo, ha enviado ondas a través de la economía mundial y el sistema energético.

Las personas y las comunidades están sufriendo ahora. Esto significa que nuestra respuesta inmediata debe ser apoyar a las personas que están trabajando para salvar vidas durante esta crisis, y hacer lo que podamos para suprimir la propagación del virus. También es fundamental trabajar para apoyar a las personas que están directamente afectadas por esta crisis: los que están perdiendo a sus seres queridos, sus empleos y sus hogares.

El mes pasado OilWire describió los mercados de combustibles fósiles como en una situación de agitación. Desde entonces, los mercados petroleros han enfrentado sucesivas caídas sin precedentes. Esta semana, la Agencia Internacional de la Energía (AIE) publicó su Revisión de la Energía Global 2020, en la que encontró que la crisis de COVID-19 acabaría con la demanda de combustibles fósiles en un grado no visto desde la Segunda Guerra Mundial. Se proyecta que sólo la energía renovable crecerá en el 2020. Dada la historia de la AIE de subestimar el crecimiento de la energía renovable y de defender la producción de combustibles fósiles, esta es una proyección notable.

El jefe de la AIE, el Dr. Fatih Birol, dice que “la industria energética que surja de esta crisis será significativamente diferente a la que existía antes”.

Lo que hagamos ahora determinará la nueva forma que tomará esta industria energética. A medida que se movilizan billones de dólares en paquetes de estímulo y rescate en todo el mundo, las personas y comunidades de todo el mundo tienen la oportunidad de asegurar una recuperación justa, coherente con la ambición del Acuerdo de París, que nos permita volver a construir mejor, impulsadas por energía limpia y renovable.

Se trata de una oportunidad fundamental para financiar una transición justa del petróleo y el gas que proteja a los trabajadores, las comunidades y el clima, en lugar de atar nuestro futuro común a un producto básico inestable y en decadencia.

Al mismo tiempo, las grandes empresas de petróleo y gas han presionado mucho para obtener rescates y acuerdos favorables, y algunos gobiernos están escuchando. Por al contrario, tenemos que aprovechar esta oportunidad para dar un salto adelante.

LOS DATOS

Las noticias están inundadas de datos en este momento sobre los movimientos de los precios del petróleo, cuánto están recortando las compañías petroleras los gastos de capital previstos, y cuán rápido se está llenando la capacidad mundial de almacenamiento de petróleo, junto con muchas proyecciones especulativas sobre lo que todo esto significa.

Así que pensamos que sería bueno tomarnos un descanso de los números duros y recordarnos una verdad básica: los gobiernos tienen la oportunidad ahora mismo de elegir cuál de los siguientes caminos seguimos:

En este momento, estamos en el caos económico de un repentino e inmanejable declive del petróleo y el gas. La única forma garantizada de salir de esa montaña rusa y lograr una transición energética acorde con 1,5°C es que los gobiernos hagan de una disminución controlada de la producción de combustibles fósiles un pilar de sus planes para una recuperación económica justa.

LO QUE ESTAMOS RASTREANDO

Ayuda y recuperación: ¿Rescate para las personas o para los contaminadores?

La administración Trump busca un rescate directo para la industria del petróleo y el gas de EE.UU.
Las empresas de petróleo, gas y carbón ya han accedido a miles de millones en fondos de ayuda de COVID-19 en los EE.UU. a través de fondos generales de rescate corporativo, mientras que los rumores sobre un rescate específico para el petróleo y el gas siguen aumentando. El presidente Donald Trump ha ordenado explícitamente a su administración que impulse la industria de la manera que pueda, y los rumores más recientes son que el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos puede ofrecer préstamos especiales a la industria petrolera, mientras que la Reserva Federal puede ampliar la autoridad de préstamos de emergencia. Mientras que algunos de estos préstamos pueden implicar que el gobierno de los EE.UU. adquiera participaciones en empresas, las restricciones en los fondos de rescate significan que estas acciones no pueden ser utilizadas para ejercer los derechos de voto – lo que significa que esto sería un rescate directo para el Gran Petróleo.

Mientras tanto, la industria del petróleo y el gas de los EE.UU. ya ha reclamado miles de millones en fondos de estímulo público existentes.

Incluso mientras la industria petrolera estadounidense sigue pidiendo a gritos ayuda pública adicional, incluida una exención general de responsabilidad para cualquier actividad durante la emergencia de COVID-19, las empresas petroleras y de gas ya se han movilizado rápidamente para aprovechar los fondos públicos existentes. Ninguno de los paquetes de estímulo aprobados por los Estados Unidos en respuesta a COVID-19 contiene restricciones contra la industria del petróleo y el gas, y miles de empresas petroleras y de gas ya han reclamado miles de millones de dólares en fondos de ayuda. La administración Trump también está avanzando en la ayuda acelerada mediante regalías para ayuda de las empresas de petróleo y gas, mientras que la corrupción de los combustibles fósiles continúa sin disminuir.

Canadá evita el “rescate de las grandes petroleras” pero deja espacio para miles de millones de dólares de apoyo a través de Canadá Exporta Desarrollo.

Tras una fuerte protesta pública contra un posible rescate de 15.000 millones de dólares canadienses y las demandas de las empresas canadienses de petróleo y gas para que se reduzca la regulación, el gobierno federal finalmente aprobó un paquete mucho más pequeño. El gobierno federal anunció 2.450 millones de dólares canadienses en apoyo de la recuperación de pozos abandonados y la ayuda a las empresas para cumplir con las regulaciones sobre el metano. Sin embargo, parece poco probable que se apliquen las condiciones vinculadas al apoyo destinado a evitar futuras obligaciones no financiadas, por lo que se trata de un nuevo y claro aporte al sector. Aún más importante es destacar que los cambios en Export Development Canada (EDC) anunciados a finales de marzo podrían suponer ya un rescate multimillonario para el sector del petróleo y el gas, un rescate con muy poca supervisión pública.

Pemex a punto de convertirse en una “carga financiera aplastante” para México

El Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, llegó al poder prometiendo convertir a Pemex, la empresa petrolera estatal, en un motor de crecimiento económico y autosuficiencia. En realidad, Pemex, que ya es la empresa petrolera más endeudada del mundo, podría convertirse en una “carga financiera aplastante” mientras México se enfrenta a su peor recesión económica en décadas. Después de que las principales agencias calificadoras bajaran la calificación de los bonos de Pemex a la categoría de “basura”, Fitch advirtió que la compañía probablemente requeriría “un apoyo extraordinario y proactivo del gobierno”. El gobierno mexicano ya ha concedido a Pemex una exención fiscal por valor de 65.000 millones de pesos para 2020.

Perspectivas sobre la crisis de COVID-19 y del mercado petrolero

Para una recuperación mundial, los países ricos deben ayudar a financiar la transición de los países en desarrollo a partir de los combustibles fósiles
En CNBC Africa, Ngozi Okonjo-Iweala, ex ministro de finanzas de Nigeria, afirma: “Este es el momento de invertir en la diversificación de la economía, de crear resistencia a las crisis futuras, no de encerrar una mayor dependencia de los combustibles fósiles”. Pero, subraya, las regiones de bajos ingresos que actualmente dependen de los ingresos del petróleo y el gas “no pueden hacerlo solas”. Para una transición justa a una economía de bajo carbono, “los países ricos deben apoyar al mundo en desarrollo en la búsqueda de un futuro saludable y próspero para todos”.

Buscando alternativas a Vaca Muerta y la extracción de combustible fósil en Argentina

The Guardian informó el miércoles que el megaproyecto de fracking de Argentina en Vaca Muerta puede estar “entre los proyectos de combustibles fósiles más vulnerables económicamente del mundo”. Los analistas y defensores de la energía en la Argentina han estado advirtiendo de esto durante años. Aquí están algunas de sus últimas perspectivas:

  • Como dijo Fernando Cabrera del Observatorio Petrolero Sur: “Hace tiempo que advertimos que había una falta de infraestructura esencial para las exportaciones, una demanda mundial débil y una dependencia excesiva de los subsidios que Argentina no puede permitirse debido a su crisis de la deuda. La pandemia agrava los problemas”.
Explotación petrolera de vaca Muerta (OPSur)
  • María Marta di Paola, de la Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN), escribió en el Bretton Woods Observer que las “proyecciones salvajemente optimistas del Fondo Monetario Internacional (FMI) sobre las exportaciones de petróleo y gas de la Argentina” contribuyeron a la actual crisis de la deuda del país. Ahora que el FMI está reevaluando la deuda de Argentina, debe cumplir su promesa de tener en cuenta los riesgos climáticos, en lugar de duplicar la explotación de combustibles fósiles como respuesta.
  • El Observatorio Petrolero Sur también ofrece una visión más amplia de la soberanía energética como respuesta a las crisis pandémicas, económicas y climáticas que se entrecruzan. “Es urgente pensar en la transición al mundo que queremos para desatar el nudo en el que nos encontramos”, escriben, argumentando que el acceso a la energía, al agua y a un medio ambiente saludable debe ser visto como un derecho vital junto con la salud y la vivienda, en lugar de productos a privatizar.

¿Un nuevo acuerdo ecológico para Alberta?

Bronwen Tucker de Oil Change International y Climate Justice Edmonton argumenta que un Green New Deal es el plan de recuperación que Alberta necesita para ir más allá de los combustibles fósiles, incluso si esta idea introduce al primer ministro Jason Kenney “en un bucle”. Es una oportunidad para responder a “las crisis superpuestas que han dado forma a la forma en que se está desarrollando la pandemia: pérdida de empleos en el petróleo y el gas, erosión de los servicios públicos, racismo sistémico y cambio climático”. ¿Apoyará Alberta una industria en decadencia o aprovechará la oportunidad de un Nuevo Acuerdo Verde (Green New Deal) para proteger a las personas y las comunidades a través de una transición justa?

El mensaje urgente de los precios negativos del petróleo

En The New Republic, Kate Aronoff expone claramente por qué los paquetes de recuperación de COVID-19 deben incluir un apoyo de transición justa para los trabajadores y las comunidades vinculadas al sector de los combustibles fósiles: Incluso si “el fin está cerca” para el petróleo, “sin un plan, será un caos”.

La deuda climática

Escribiendo en Foreign Affairs, Mohamed Adow de Power Shift Africa (Transferencia de Poder Africa) describe su experiencia vivida de la crisis climática en Kenia, y construye un argumento convincente de que los países ricos, que han construido su riqueza de manera intensiva en combustibles fósiles, tienen una profunda “deuda climática” con los pueblos y países del Sur global, incluso cuando la financiación prometida en la CMNUCC y en otros lugares no se ha materializado completamente. Esto proporciona un contexto útil para las formas profundamente desiguales en que se está desarrollando en todo el mundo la actual caída del mercado del petróleo y la crisis de COVID-19.

Los gigantes de los combustibles fósiles ponen en peligro a los trabajadores y las comunidades de Mozambique

En Foreign Policy News, Kate DeAngelis de Amigos de la Tierra EE.UU. arroja luz sobre cómo la imprudente decisión de la mayor petrolera, Total, de continuar la construcción de un importante proyecto de GNL (Gas natural Licuado) en Mozambique ccreó el mayor brote de COVID-19 del país. Hace un llamamiento al Banco de Exportación e Importación de los Estados Unidos, una fuente clave de financiación del proyecto, para que “utilice su influencia para exigir que cesen todos los trabajos en éste y otros proyectos como éste, hasta que se pueda asegurar la salud y la seguridad de los trabajadores y las comunidades locales”.

Refinería de Exxon Mobil
Tendencias en la dirección correcta

Especialmente ahora, todos necesitamos buenas noticias. Aquí hay algunos signos clave de progreso.

Los partidos irlandeses bajo presión para comprometerse a la eliminación de los combustibles fósiles

A medida que las negociaciones continúan para formar un gobierno en Irlanda, el Partido Verde ha recibido nuevos compromisos para detener la expansión de los combustibles fósiles de los partidos principales Fine Gael y Fianna Fáil, que necesitan que los partidos más pequeños se unan a ellos en una coalición mayoritaria. En respuesta a un cuestionario de 17 partes, Fine Gael y Fianna Fáil afirmaron que están “comprometidos con una vía para eliminar progresivamente todas las licencias de exploración de combustibles fósiles”, lo que incluye estar “abiertos” a ampliar la actual prohibición de nuevas licencias de petróleo para incluir el gas. Las partes también afirmaron que “no tiene sentido construir nuevas infraestructuras de combustibles fósiles a gran escala, como terminales de importación de gas natural licuado”, aunque se aseguraron de los detalles específicos de lo que eso significa.

Los grupos de la sociedad civil mantienen la presión. Esta semana, más de 130 organizaciones irlandesas e internacionales escribieron a todos los líderes de los partidos irlandeses, pidiéndoles que retiraran el apoyo a la infraestructura de gas que se encuentra en mal estado.

El tribunal federal de EE.UU. invalida importantes permisos para Keystone XL y otros gasoductos

Un juez de la corte federal de los Estados Unidos dictaminó este mes que el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de los Estados Unidos violó la ley al aprobar el Permiso Nacional 12, un permiso clave para cruzar el agua para la tubería de arenas alquitranadas Keystone XL de TC Energy y muchas otras tuberías en todo el país. Esta importante resolución impide la construcción de infraestucturas que crucen el agua a lo largo de la ruta del oleoducto Keystone XL. También podría tener consecuencias de gran alcance, prohibiendo a la agencia utilizar este proceso de aprobación acelerado para cualquier tubería a nivel nacional.

Citigroup, Morgan Stanley son los últimos grandes bancos en descartar la perforación del Ártico

Durante la Semana de la Tierra, CitiGroup y Morgan Stanley acordaron descartar la financiación del petróleo del Ártico (así como del carbón), con lo que el total asciende a 16 grandes bancos mundiales (incluidos 5 de los 6 grandes bancos estadounidenses) que han cambiado de forma similar sus políticas en los últimos dos años. Estos movimientos han venido en respuesta directa a la creciente presión de las bases lideradas por los Gwich’in y grupos como el Sierra Club. Esto es parte de una tendencia creciente y más amplia de Wall Street y del sector financiero mundial que se aleja de los combustibles fósiles, en general, ya que se enfrentan a un creciente escrutinio público y a la disminución de los beneficios del sector en decadencia (Conoce más sobre la campaña para detener el oleoducto de dinero)

La Corte Suprema de Noruega acepta escuchar el caso para detener la perforación del Ártico

Greenpeace y Nature & Youth en Noruega recibieron buenas noticias la semana pasada cuando los 19 jueces de la Corte Suprema de Noruega aceptaron escuchar su demanda contra la licencia petrolera del país. Argumentan que la licencia del gobierno para la perforación del Ártico viola el derecho constitucional de los noruegos a un medio ambiente sano para las generaciones futuras. Sólo a una de cada diez peticiones al tribunal se le suele conceder una audiencia.

Noticias de la campaña

Los pueblos indígenas del Ecuador exigen justicia tras el importante derrame de un oleoducto

Niño Kichwa regresa de la pesca imposibilitado por el derrame petroleo (CONFENIAE)

El 7 de abril, mientras las comunidades indígenas del Amazonas trabajaban para protegerse de COVID-19, el principal sistema de oleoductos del país se rompió, contaminando el río Coca con el mayor derrame en más de una década. En respuesta, Amazon Frontlines ha presentado una demanda junto a la Alianza Ecuatoriana de Derechos Humanos, las federaciones indígenas regionales CONFENIAE y FCUNAE, y varias familias afectadas. Están exigiendo que el gobierno y las compañías petroleras lleven a cabo una urgente remediación ambiental, proporcionen remedios para los pueblos afectados y reparen o reubiquen los oleoductos para evitar futuros derrames. Conoce más y tome medidas para exigir justicia para las comunidades indígenas afectadas. (aquí más)

Derrame en los ríos Napo y Sucumbíos: 2500 familias de 120 comunidades afectadas, soportando más riesgos en medio de la pandemia por Covid19.

 

El Banco Africano de Desarrollo dice que no financiará el

controvertido oleoducto de África OrientalEl Banco Africano de Desarrollo (BAfD) emitió una declaración el 18 de abril en la que afirmaba que no tiene planes de financiar el controvertido proyecto de oleoducto de África Oriental que atravesaría Uganda y Tanzania. El comunicado de prensa respondió a la cobertura de una carta que más de 100 grupos de la sociedad civil enviaron al banco el mes pasado, objetando el proyecto por razones climáticas, ambientales y de derechos humanos. En su respuesta, el BAfD dice que “está fuertemente comprometido con las energías renovables”. Sin embargo, como señala este mensaje de 350.org, “el banco no dijo que terminaría la financiación de cualquier proyecto de petróleo y gas”, un paso necesario para alinear las políticas del BAfD con sus promesas climáticas.

Noticias de la Industria

La escasez de almacenamiento de petróleo provoca cambios bruscos en los precios del petróleo

Como informa Reuters, la industria petrolera está “luchando por encontrar suficientes barcos, vagones, cavernas y tuberías para almacenar combustible”, ya que un mercado ya sobrecargado se enfrenta a una caída sin precedentes de la demanda. Los petroleros que se encuentran frente a la costa de California, donde una refinería ya está en marcha, contienen más de 20 millones de barriles de petróleo. Se pueden esperar más oscilaciones salvajes en los precios, y los analistas predicen que la capacidad de almacenamiento mundial podría agotarse ya a mediados de mayo.

Big Oil comienza a publicar los resultados del primer trimestre; Equinor y Shell son los primeros en recortar los pagos de los inversores

Esta semana y la próxima, los inversores estarán atentos a los informes de las petroleras sobre las ganancias del primer trimestre. Eni, BP y Shell lideraron el camino, con los dos primeros reportando caídas en las ganancias netas de 94 y 67 por ciento, respectivamente, y Shell reportando una pérdida neta. Pero, como informa Reuters, estos resultados son “sólo el preludio de un desastroso segundo trimestre”. Si bien hasta ahora la mayoría de las grandes empresas se han endeudado más para evitar el recorte de los dividendos de los inversores, Equinor se convirtió en la primera en perturbar esa tendencia, reduciendo el pago a sus accionistas en dos tercios. Hoy, Shell también anunció que recortará sus dividendos, la primera vez que lo hace desde la Segunda Guerra Mundial.

Shell anuncia un objetivo neto cero, pero no hay un plan creíble para lograrlo.

El directivo de Shell, Ben van Beurden, anunció este mes que la compañía “se propone ser un negocio de energía de emisiones netas cero para el 2050 o antes”. Pero, al igual que BP, la promesa de Shell de cero incluye grandes lagunas y carece de detalles concretos sobre cómo la empresa lo cumplirá. Como Richard George, jefe de la campaña climática de Greenpeace UK, respondió: “Un plan creíble de Net Zero de Shell comenzaría con el compromiso de detener la perforación de nuevo petróleo y gas”.

Además, Shell sólo se compromete a reducir en un 65% la “intensidad de carbono” de los productos que vende para 2050. Teóricamente, una compañía puede disminuir la intensidad de carbono mientras aumenta las emisiones reales y totales. Un objetivo tan débil implica que Shell planea depender de cantidades masivas de tecnologías de emisiones negativas arriesgadas para alcanzar el “cero neto” mientras continúa extrayendo y vendiendo petróleo y gas.

Un nuevo estudio confirma que las emisiones de metano de la cuenca del Pérmico están por las nubes

Un estudio publicado la semana pasada en Science Advances encuentra que las emisiones de metano del mayor sitio de expansión petrolera del mundo, la Cuenca Pérmica de los EE.UU., son más del doble de las estimaciones federales y, según un coautor del estudio, “la mayor fuente jamás observada en un campo de petróleo y gas”. El estudio estima que el 3,7 por ciento de todo el metano producido por los pozos de la cuenca del Pérmico se emite, sin quemar, a la atmósfera, lo que hace que su impacto climático sea peor que la quema de carbón.

–––––––––––
RECURSOS

Reunión informativa: Los gobiernos tienen una opción: ¿Sociedades resistentes o rescates de combustibles fósiles?

En esta nueva sesión informativa de la OCI se esbozan las medidas que deben y no deben adoptarse en materia de energía para orientar a los encargados de la adopción de decisiones en la elección de las vías de política para las actividades de recuperación, y se sostiene que la eliminación gradual, controlada y equitativa de la producción de petróleo y gas es fundamental para una recuperación justa y resistente.

Informe: Escenarios de recuperación del Climate Action Tracker

Bill Hare y el equipo Rastreador de Acción Climática (Climate Action Tracker ) han analizado los probables impactos de la crisis de COVID-19 y los escenarios de recuperación tanto en el PIB como en las emisiones mundiales. Su análisis confirma que las decisiones de recuperación económica que se tomen en este momento serán cruciales para configurar las vías de emisión a largo plazo y determinar si se puede alcanzar el límite de temperatura de 1.5˚C del Acuerdo de París. Mientras que una estrategia de recuperación y estímulo basada en las personas y la energía renovable podría aportar beneficios tanto para el PIB como para el clima, un repunte de los combustibles fósiles podría dar lugar a emisiones aún mayores de las previstas para 2030, y a un menor crecimiento económico.

Crisis pandémica, disminución sistémica: Por qué el petróleo, el gas y el plástico son un sumidero para los fondos de recuperación

Un nuevo informe del Centro para el Derecho Ambiental Internacional argumenta que las industrias del petróleo, el gas y la petroquímica mostraron claros signos de debilidad sistémica antes de la crisis de COVID-19. Los funcionarios gubernamentales no deberían desperdiciar los limitados recursos de respuesta y recuperación en rescates, alivio de la deuda o apoyo similar para las empresas que ya están en decadencia a largo plazo.

El seguimiento del impacto de COVID-19 en la situación de los principales proyectos de combustibles fósiles

Global Energy Monitor está siguiendo el impacto de COVID-19 en el desarrollo o la venta de proyectos de combustibles fósiles como centrales eléctricas, oleoductos, minas, terminales y otras partes importantes de la economía de los combustibles fósiles.

El gran pozo de dinero del petróleo: Cómo el estímulo de los EE.UU. podría apuntalar a los contaminadores fracasados

Un nuevo análisis de Amigos de la Tierra EE.UU. expone cómo las grandes petroleras y las empresas de fractura están posicionadas para beneficiarse de los 750.000 millones de dólares en compra de deuda corporativa anunciada por la Reserva Federal de los EE.UU., fondos disponibles a través de la legislación de estímulo de los EE.UU.

El caso para la propiedad pública estadounidense de la industria de los combustibles fósiles

Un nuevo documento de discusión de Oil Change International y The Next System Project examina los beneficios potenciales de que el gobierno de los Estados Unidos asuma la propiedad y el control a largo plazo de la industria de los combustibles fósiles. En lugar de rescatar a los ejecutivos, este enfoque podría garantizar la seguridad económica a corto y largo plazo para los trabajadores y las comunidades en dificultades, y la reducción de la producción de combustibles fósiles para cumplir los objetivos climáticos.

Actualización del IEEFA: las perspectivas financieras se tambalean para los proyectos de GNL

Al estudiar la situación del mercado mundial de GNL, el Instituto de Economía Energética y Análisis Financiero señala que más de diez proyectos de GNL se han suspendido o cancelado desde que comenzó la crisis de COVID-19 y el colapso de los precios del petróleo. “Si el colapso de los precios continúa, el valor financiero del GNL puede resultar exagerado”, escribe el analista Clark Williams-Derry.

Rastreando el lobby de los combustibles fósiles en respuesta a la crisis de COVID-19

  • Amy Westervelt de Drilled News (Noticias Taladradas) ha lanzado un rastreador de políticas de Climate-COVID-19 enfocado principalmente en el cabildeo de la industria a nivel federal, estatal y local de los EE.UU. para “detener o revertir las regulaciones que les disgustan o impulsar políticas favorables a ellos”.
  • NoBigOilBailout.com (No al Rescate del Gran Petróleo) se dedica a rastrear todas las formas en que las compañías de petróleo, gas y carbón en América del Norte están tratando de sacar provecho de la pandemia del coronavirus y de los rescates del gobierno (con 49 ejemplos hasta la fecha).
  • InfluenceMap ofrece un estudio inicial de La crisis de COVID-19 y grupos de presión sobre el clima, evaluando los esfuerzos de la industria para asegurar medidas que contradigan los objetivos climáticos o debiliten la política climática. Hasta ahora, “El sector del petróleo y el gas parece ser el más activo a nivel mundial, … exigiendo tanto el apoyo financiero como la desregulación”.

http://priceofoil.org/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: