Cable Informativo del Petróleo nº 25, junio 2020 (Oilwire)

EL PANORAMA GENERAL

Mientras los levantamientos contra la violencia racial y colonial continúan arrasando el mundo, los activistas y los protectores de la tierra obtuvieron importantes victorias esta semana contra tres proyectos de oleoductos de los Estados Unidos, cada uno de los cuales dependía del racismo ambiental y de la explotación de tierras robadas.

Estas victorias demuestran una vez más que cuando luchamos, ganamos, especialmente cuando seguimos el liderazgo de las comunidades indígenas, negras y otras directamente afectadas.

Las empresas que están detrás del gasoducto de la costa atlántica para el gas fraccionado anunciaron que abandonan el proyecto de 600 millas, después de seis años de resistencia impulsada por el pueblo. El proyecto habría contaminado desproporcionadamente el aire de una comunidad negra histórica de Virginia construida por personas anteriormente esclavizadas y habría amenazado los sitios sagrados indígenas a lo largo de su ruta hacia Carolina del Norte.

El oleoducto de acceso de Dakota todavía no ha sido derrotado. Pero, en un testimonio de la resistencia de los sioux de Standing Rock y otros pueblos indígenas, un juez ha ordenado que sus propietarios deben drenarlo de petróleo y cerrarlo a principios de agosto, mientras se lleva a cabo un nuevo examen ambiental. El propietario del oleoducto, Energy Transfer, ha indicado que no planea cumplir con la orden, estableciendo un punto muerto y demostrando una vez más cómo la industria de combustibles fósiles fuera de control se ve a sí misma por encima de la ley.

El oleoducto de arenas alquitranadas Keystone XL, al que se ha opuesto poderosamente durante más de una década, podría (una vez más) estar muerto. La Corte Suprema de los Estados Unidos acordó que su construcción no puede avanzar, lo que significa que su destino probablemente dependerá del próximo presidente de los Estados Unidos. Desafortunadamente, la corte está permitiendo que otros proyectos peligrosos basados en el mismo permiso defectuoso sigan adelante.

El creciente poder del movimiento climático hizo que el lunes fuera un “día sombrío para los oleoductos y gasoductos”, como dijo Bloomberg. Los oleoductos se están volviendo “casi imposibles de construir” por otra razón, también: Son malas e innecesarias inversiones. El gas que habría fluido a través de la ACP no era necesario. La industria petrolera está cargada de deudas y activos no quemables. Y los bancos, aseguradoras y administradores de activos están bajo una creciente presión para elegir un bando: o bien detener el oleoducto de dinero hacia la industria de combustibles fósiles, o permanecer en el lado equivocado de la historia.

-El equipo de OilWire

P.D. Invitación especial: Únase a la Red Global de Gas y Petróleo y a la Iniciativa del Tratado de No Proliferación de Combustibles Fósiles para un seminario web sobre una nueva y audaz idea el próximo jueves 16 de julio a las 3PM CEST. El webinar es para aquellos afiliados a la sociedad civil u organizaciones filantrópicas.
LOS DATOS
–––––––––––

Un nuevo artículo de lectura obligada de Greg Muttitt, anteriormente con OCI, y Sivan Kartha del Instituto de Medio Ambiente de Estocolmo propone cinco principios para gestionar una eliminación mundial equitativa de la extracción de combustibles fósiles.

El cuadro que aparece a continuación, tomado de su artículo en Climate Policy, refuerza la razón por la cual OilWire llama frecuentemente a países como los Estados Unidos, Noruega, Canadá y el Reino Unido como lugares que deberían actuar más rápidamente en la eliminación de la extracción.

Las economías ricas y diversificadas son las que están mejor posicionadas para liderar una necesaria transición justa que no deje a nadie atrás: tienen mayor capacidad para invertir en medidas de apoyo y menos dependencia del petróleo y el gas para financiar los servicios públicos.

No dejes que los muros de contención te disuadan de leer el artículo completo: Encuentre una entrada en el blog de los autores y el manuscrito aceptado.
Retos relativos de la transición de los países productores de petróleo

Proporción de los ingresos del gobierno central correspondiente al petróleo en relación con el PIB per cápita (PPA), países seleccionados, 2016 (o el año más próximo del que se disponga de datos). Fuente: Greg Muttitt y Sivan Kartha, “Equity, climate justice and fossil fuel extraction: principles for a managed phase out”, Climate Policy, mayo de 2020.

LO QUE ESTAMOS RASTREANDO
–––––––––––

Alivio y recuperación: ¿Rescate para las personas o los contaminadores?

El Reino Unido financia el desastre climático y de los derechos humanos: Mozambique LNG
Durante el fin de semana, Reuters informó que la agencia de crédito a la exportación del Reino Unido, UKEF, va a proporcionar 800 millones de dólares de financiación para apoyar la extracción de gas fósil en Mozambique, una cantidad equivalente al 50 por ciento de la financiación anual del Reino Unido para el clima. Además de ser un desastre climático, los desarrollos de GNL están alimentando las violaciones a los derechos humanos, la corrupción, la violencia y la desigualdad. Cientos de personas ya se han visto obligadas a abandonar sus hogares y los periodistas que informaban sobre los acontecimientos han desaparecido.

Mientras el Reino Unido se prepara para acoger la COP26 el próximo año, su decisión de respaldar los nuevos desarrollos en materia de gas con el dinero de los contribuyentes socava su credibilidad climática. Como escribe Mohamed Adow of Power Shift Africa: “no hay necesidad de que Gran Bretaña duplique la cantidad de combustibles fósiles que fallan en África cuando estamos bendecidos con energía eólica, solar y geotérmica casi infinita. […] Gran Bretaña podría estar usando su experiencia líder en el mundo para ayudarnos a aprovechar nuestro abundante potencial de energía renovable, y construir la tecnología del futuro”.

Por favor, apoye este llamamiento a la solidaridad internacional de Amigos de la Tierra y siga el hashtag #NoGasMoz para las actualizaciones.

Pico de la cola: Los paquetes de estímulo del G20 vierten más dinero en los combustibles fósiles
El 15 de julio, un grupo de 14 organizaciones lideradas por el Instituto Internacional para el Desarrollo Sostenible (IISD) publicará un sitio web que rastrea las fuentes de energía que los países del G20 están apoyando en los paquetes de recuperación de coronavirus. Desafortunadamente, los hallazgos preliminares muestran que hay más fondos públicos que apoyan a los combustibles fósiles que a los sectores limpios, particularmente en los Estados Unidos, Rusia, Australia, Canadá, Francia, Indonesia, Arabia Saudita, Corea del Sur y Turquía.

La primera cumbre de bancos de desarrollo mundial debe poner fin a la financiación de los combustibles fósiles
Este otoño, la “Cumbre de las finanzas en común”, auspiciada por Francia, reunirá a 450 instituciones financieras públicas. Para avanzar de manera significativa en los objetivos climáticos, la cumbre debe lograr un compromiso conjunto entre los bancos públicos para poner fin a su financiación para los combustibles fósiles, argumenta Sandrine Dixson-Dècleve del Club de Roma, el defensor de los indígenas Hindou Oumarou Ibrahim y el parlamentario europeo Bas Eickhout.

El rescate de las grandes petroleras de los Estados Unidos continúa en múltiples frentes
El análisis de Influence Map muestra que, como parte de su programa de compra de COVID-19, la Reserva Federal de los Estados Unidos está comprando bonos de combustibles fósiles a un ritmo desproporcionado, en relación con la participación del 3% del índice bursátil del sector. El 8% de los primeros 1.300 millones de dólares en compras de bonos apoyaron a las empresas de combustibles fósiles, o poco menos de 100 millones de dólares. Los “bonos basura” constituyen alrededor de un cuarto de ese total. Al mismo ritmo, la Reserva Federal podría terminar comprando 19.000 millones de dólares de bonos de alto riesgo para combustibles fósiles a través de su programa de 250.000 millones de dólares, que es sólo una de las varias fuentes a través de las cuales la industria está buscando un rescate.

En otras noticias de rescate de EE.UU., el análisis de Documented and The Guardian encuentra que más de 5.600 empresas de la industria de combustibles fósiles han recibido al menos 3.000 millones de dólares en pagos por coronavirus a través del Programa de Protección de Cheques de Pago, uno de los varios fondos de ayuda corporativa COVID-19.

Los países africanos necesitan apoyo financiero para dar el salto a los combustibles fósiles en la recuperación de COVID-19
Reuters entrevista a expertos africanos en energía sobre las opciones de recuperación que muchos países están enfrentando: ¿dar un salto a la energía renovable, o perseguir una última carrera para bombear más petróleo y gas? La pandemia está “concienciando sobre los riesgos de depender tanto de los ingresos procedentes de los combustibles fósiles”. La inversión en gran escala en alternativas renovables sería más eficaz para acelerar el acceso a la energía y el desarrollo sostenible, pero los países necesitarán apoyo financiero para aprovechar esta “oportunidad única”, es decir, el apoyo que las instituciones financieras públicas del Grupo de los 20 deben acelerar junto con la eliminación gradual de sus miles de millones de dólares de financiación de los combustibles fósiles.

Las huellas de los combustibles fósiles en el Acuerdo Verde Europeo
Corporate Europe Observatory documenta cómo el lobby de los combustibles fósiles ha socavado los esfuerzos para asegurar un verdadero Acuerdo Verde Europeo transformador al impulsar esquemas de comercio de emisiones y soluciones falsas como la CAC, el hidrógeno de base fósil y el gas fósil, en lugar de una completa eliminación de los combustibles fósiles. En los primeros 100 días de reuniones de presión sobre el Acuerdo Verde Europeo, los representantes de la industria de los combustibles fósiles se reunieron con los principales ejecutivos de la Comisión Europea un promedio de dos veces por semana.

Noruega se mueve para ampliar los incentivos fiscales para el petróleo y el gas; Big Oil sigue adelante con la perforación en respuesta
El gobierno noruego acordó el mes pasado un plan para extender casi 1.000 millones de dólares en exenciones fiscales a las grandes empresas de petróleo y gas de la nación. Sólo unos días después, Aker BP y Equinor dijeron que seguirían adelante con varios nuevos proyectos de perforación en alta mar. Investigaciones anteriores del Instituto de Medio Ambiente de Estocolmo muestran cómo el apoyo del gobierno conduce a una mayor producción de petróleo y a más emisiones globales de CO2.

Bancos centrales: Las medidas de recuperación sostenible incluirían la penalización de los activos sucios
Los bancos centrales han sido fundamentales para gestionar la enorme inestabilidad financiera causada por COVID-19, pero todavía no han mostrado liderazgo en la adaptación de esas respuestas a los imperativos del clima. Dos informes publicados en junio, por Finance Watch y el Instituto Grantham de la LSE, esbozan las medidas que los bancos centrales deben tomar para hacer frente a la inminente crisis financiera del cambio climático. Ambos informes señalan que una ponderación adecuada del riesgo del petróleo, el gas y el carbón en los balances de los bancos es una herramienta clave. Esto proporcionaría protección contra el encallamiento de activos y las transiciones desordenadas, maximizando así la estabilidad financiera.

Justicia racial = justicia climática

En esta edición de OilWire, compartimos algunos de los trabajos de Black Lives Matter que seguimos de los líderes del movimiento climático, porque para luchar realmente por la justicia climática debemos desmantelar los sistemas de supremacía blanca que están destruyendo vidas y conduciendo la crisis:

Tamara Toles O’Laughlin, directora de Norteamérica para 350.org, en Grist: “El sistema no está roto, sino que funciona como está diseñado, lo que plantea las preguntas: ¿Está usted dispuesto a hacer responsables a todos los sistemas construidos a partir de la supremacía blanca – desde la industria de los combustibles fósiles a la policía racista y al complejo industrial de las prisiones – en defensa del planeta?”

Mary Annaïse Heglar, escritora en residencia en el Instituto de la Tierra de la Universidad de Columbia, en el Huffington Post: “No es sólo el momento de hablar del clima – es el momento de hablar de él como el tema negro que es. […] En otras palabras, es hora de dejar de #AllLivesMattering la crisis climática.”

Yale Environment 360 habla con Elizabeth Yeampierre, co-presidente de la Alianza de Justicia Climática: “Muchas veces cuando la gente habla de justicia ambiental se remontan a los años 70 o 60. Pero pienso en los barrios de esclavos. […] La idea de matar a los negros o a los indígenas, todo eso tiene una larga, larga historia que se centra en el capitalismo y la extracción de nuestra tierra y nuestro trabajo en este país.”

Rev. Lennox Yearwood Jr., Presidente y Fundador del grupo de Hip Hop, en Shondaland: “El trabajo que todo el mundo debería hacer ahora mismo es examinar su propio papel en la defensa del racismo y la supremacía blanca. Cuando hagan este trabajo, les animo a que miren la crisis climática y el racismo a través de la misma lente, porque realmente es el mismo problema”. También lean al Rev. Yearwood sobre por qué el lenguaje de las “finanzas marrones” en las finanzas climáticas es racista.

Dany Sigwalt, de la Red Powershift, escribió este post de Medium sobre por qué nuestro trabajo depende de terminar con la violencia policial: “Para ganar en el clima, necesitamos reinventar las estructuras de poder que no han cambiado funcionalmente desde la esclavitud.”

La Revista de Tecnología del MIT entrevista a Rhiana Gunn-Wright, directora de política climática del Instituto Roosevelt y arquitecta del Green New Deal de los Estados Unidos:
“El cambio climático no es sólo un problema técnico. No es sólo un problema de emisiones. Es una cuestión de los sistemas que han permitido que una industria que esencialmente envenena a la gente continúe”.

Ayana Elizabeth Johnson, en The Washington Post and Heated, sobre su experiencia como experta negra en clima: “[E]sta otra intersección de raza y clima no se habla lo suficiente: los negros americanos que ya están comprometidos a trabajar en soluciones climáticas todavía tienen que vivir en América. […] El trabajo sobre el clima ya es duro y desgarrador. […] Cuando se mezcla el racismo y la intolerancia, se convierte en algo casi imposible.”

En Grist, cinco líderes de la justicia ambiental de los Estados Unidos comparten sus opiniones sobre cómo abordar las amenazas compuestas de la injusticia racial, el cambio climático y COVID-19.

Tendencias en la dirección correcta

Aquí hay un resumen de más señales de progreso, además de las victorias en el oleoducto destacadas por adelantado:

El nuevo gobierno irlandés acuerda prohibir nuevas licencias de petróleo y gas.
Los partidos políticos en Irlanda han asegurado un acuerdo para formar un nuevo gobierno de coalición que podría convertir a Irlanda en el primer país en mantener el petróleo y el gas bajo tierra. El programa de gobierno incluye un Nuevo Acuerdo Verde que establece ambiciosos objetivos climáticos. De manera crucial, el plan también incluye el compromiso de poner fin a las nuevas licencias para la exploración y producción de gas, y de terminar con el apoyo del gobierno a la infraestructura para importar gas fraccionado. Estas medidas en el ámbito de la oferta establecerían a Irlanda como líder en esta área. Sin embargo, a pesar de la gran ambición, quedan algunas cuestiones pendientes. El gobierno no ha logrado elaborar un plan para poner fin a las licencias existentes, y no se abordan los subsidios a los combustibles fósiles (que ascienden a 2.500 millones de euros al año).

Pongamos “la semana de la demanda del gran petróleo” en la repetición
La última semana de junio se convirtió en la semana de “demandar a las grandes petroleras” en los Estados Unidos. El Fiscal General de Washington, D.C. demandó a ExxonMobil, Chevron, BP y Shell, por engañar deliberadamente al público sobre los impactos del cambio climático. Esto siguió a una demanda presentada el día anterior por el Fiscal General de Minnesota contra ExxonMobil, el Instituto Americano del Petróleo y Koch Industries por fraude al consumidor. Esta demanda es inusual en el sentido de que se dirige a un grupo de presión de la industria, lo que podría crear un precedente para futuros casos. Los casos de Minnesota y DC se unen a otras 14 demandas en curso presentadas por ciudades, condados y estados de EE.UU. contra empresas de combustibles fósiles.

Pensilvania sigue ofendiendo a los frackers
La compañía de fracturación Cabot Oil and Gas, con sede en Texas, se enfrenta por fin a cargos criminales en Pensilvania por unos pozos de gas defectuosos que contaminaron el suministro de agua local de la ciudad de Dimock. El caso es bien conocido debido a su descripción en el documental de 2010 GasLand.

Poco después de presentar cargos contra Cabot, el Fiscal General de Pensilvania publicó los resultados de un informe del gran jurado del estado sobre la fractura. El informe contiene testimonios de residentes sobre el impacto de la fractura, incluyendo relatos generalizados de dolores de cabeza y náuseas, así como de niños pequeños que se despiertan repetidamente con graves hemorragias nasales.

 

El creciente uso de la tecnología de satélites para vigilar las fugas de metano está haciendo cada vez más evidente que “la infraestructura de la industria del petróleo y el gas con fugas es responsable de una cantidad mucho mayor de metano en la atmósfera” de lo que se ha informado. Por ejemplo, el otoño pasado un satélite europeo detectó una fuga masiva de metano del oleoducto de Yamal que une Siberia con Europa, que se estima que ha igualado las emisiones anuales de carbono de 15.000 automóviles estadounidenses.

BP quiere ser más como Greta?!
Un notable paquete filtrado de materiales de cambio de marca de BP a partir de enero de 2020 expone la estrategia de la empresa: hablar de la reconfiguración de la energía mundial, describir el cambio climático como la crisis más apremiante de nuestro tiempo y repetir las palabras “transición energética”, todo ello mientras planifica el crecimiento de su negocio de petróleo y gas.

Las empresas de servicios públicos de EE.UU. evitando el innecesario “puente” de gas, yendo directamente a las energías renovables
En el lapso de una semana en junio, las empresas de servicios públicos de tres estados de EE.UU. anunciaron planes para cerrar una o más plantas de carbón y construir nuevas energías renovables en su lugar, según una nueva actualización del Instituto de Economía Energética y Análisis Financiero (IEEFA). “Lo que está claro es que la transición del carbón a las energías renovables se puede hacer ahora, de forma rentable y fiable, sin un cambio provisional al gas”, escribe el IEEFA. Esta es la misma economía que finalmente hizo del gasoducto de la costa atlántica una mala inversión.
RECURSOS
–––––––––––

Nueva serie de blogs: El combustible fósil termina el juego
COVID-19 ha reducido la demanda de fósiles, y si somos inteligentes con los programas de recuperación nunca volverá a los niveles anteriores a COVID. Una nueva serie de blogs de Leave It In the Ground (LINGO) considerará lo que podría suceder en el juego del final de los fósiles: ¿Qué pasa cuando las empresas de combustibles fósiles se derrumban, quién pierde, quién gana, qué escollos hay que tener en cuenta y qué oportunidades pueden surgir? Lea la introducción de la serie. Cada nueva pieza será compartida en el sitio web de LINGO y enlazada en OilWire. Manténgase en sintonía!

El gas en Mozambique: Una ganancia inesperada para la industria, una maldición para el país
Un nuevo informe de Amigos de la Tierra Francia, Mozambique e Internacional, examina el papel de Francia en un megaproyecto de gas frente a la costa de Mozambique. El informe expone la historia del proyecto y el papel de las instituciones francesas (públicas y privadas) en los abusos de los derechos humanos, la corrupción y la desestabilización de la región. Hace un llamamiento a las empresas para que dejen de perpetuar la dependencia de los combustibles fósiles y se retiren del proyecto.

Burbuja de gas: Seguimiento de la infraestructura mundial de GNL
Un informe publicado esta semana por el Global Energy Monitor (GEM) encuentra que casi la mitad de los proyectos de infraestructura de GNL en pre-construcción en el mundo se enfrentan a retrasos en la financiación, lo que refleja tanto el deterioro de la economía como la creciente oposición pública al desarrollo del gas fósil. La tasa de fracaso de los proyectos de terminales de exportación de GNL propuestos fue del 61 por ciento durante el período de 2014 a 2020.

Aumentan los riesgos de la oleada de financiación de GNL de Japón por valor de 20.000 millones de dólares
En un informe de junio del GEM se presenta el primer estudio exhaustivo a nivel de proyecto de los proyectos de infraestructura de GNL apoyados internacionalmente por fondos públicos japoneses y bancos privados. GEM concluye que, entre enero de 2017 y junio de 2020, las instituciones financieras japonesas proporcionaron al menos 23.400 millones de dólares de financiación a más de 20 terminales de GNL, buques cisterna y oleoductos asociados en 10 países.

Green Strings: Principios y condiciones para una recuperación verde en el Canadá
Un nuevo informe publicado por el IIDS y respaldado por los principales grupos ambientales del Canadá establece siete “cadenas verdes” que deben ser adjuntadas a cualquier medida gubernamental para la recuperación económica de COVID-19. Las “condiciones” incluyen el apoyo a una transición justa que prepare a los trabajadores para los empleos verdes.

Por qué las exportaciones de combustibles fósiles son una mala solución a la crisis de la deuda de la Argentina
La Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN) publicó su 12º informe anual sobre los desafíos ambientales más apremiantes de la Argentina. En este capítulo (traducido al inglés) la Directora de Investigación María Marta Di Paola desenvuelve “La (des)ilusión creada por los combustibles fósiles”. El desarrollo del fraccionamiento en Vaca Muerta se presentó como un medio para mejorar el acceso de la Argentina a las divisas y el pago de la deuda externa, con estimaciones que muestran que el 20 por ciento de las exportaciones debería destinarse al pago de la deuda en los próximos tres años. Sin embargo, eso requeriría una nueva y costosa infraestructura y un importante apoyo fiscal por parte del Estado. Di Paola concluye que no se puede “resolver una crisis que necesita dólares con una ‘solución’ que requiere aún más dólares”.

La Iniciativa de Seguimiento del Carbono ha publicado tres nuevos informes:

Impacto absoluto: Por qué las ambiciones climáticas de las grandes petroleras no llegan a los límites de París: Esta nota de analista evalúa los objetivos climáticos de las siete grandes petroleras más Equinor y Repsol en una base relativa contra tres “Sellos de Cumplimiento de París”. La nota evalúa si los compromisos reducen las emisiones de alcance 3 en una base absoluta, dan cuenta de la participación total de la empresa en la producción y establecen oportunamente objetivos de reducción provisionales y a largo plazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: