Solidaridad ante el incendio de Riosucio (Chocó, Colombia)

La noche del sábado 28 de noviembre vio como el pueblo de Riosucio en el Chocó colombiano, era devorada por las llamas. Riosucio tiene 1000 habitantes, de los cuales más de 250 vieron sus casas destruidas por el fuego, 50 viviendas en total. Dos personas murieron, una niña y una persona adulta. Desde allí no alertó nuesro amigo, entrevistado en esta página, Gabriel Marrugo del Cabildo Mayor Indígena de la Zona del Bajo Atrato (CAMIZBA). Esa noche de incertidumbre y terror, su casa fue también pasto de las llamas. La perdió, junto a todas sus pertenencias. Por lo que le mandamos el más solidario de los abrazos. Porque debemos recordar que la razón por la que estuvo en el estado español, no fue otra que hostigamiento político, por lo que esta nueva tragedia se suma a las situaciones que ya sufría. A las que luego se sumaron las condiciones propias de la pandemia, y recientemente los daños del huracán Iota que provocó muchos daños en Chocó. Como tantas otras veces, Gabriel articuló la recogida de fondos para ayudar a los damnificados.

Pero sobre todo queremos denunciar, que si bien fue un accidente, éste adquirió tales proporciones por la situación de abandono que vive la región, porque debemos recordar también que fue lo que denunció Gabriel aquí. Esta situación, sirve para patentizar lo crudo de la situación. Quizás, lo positivo que pueda aportar, sea el mostarnos no sólo la destruccióncausada, sino el resultado que puede suponer la falta de infraestuctura, la falta de servivios básicos, la falta de impresión en una zona.

En Riosucio, por ejemplo, no existen máquinas de bomberos, por lo que no se pudieron controlar las llamas. El alcalde exortó al gobierno central, a mandar helicópteros, y nada llegó. Además de ser Chocó, una zona remota de los núcleos económicos, la población de Riosucio es principalmente, indígena, perteneciente a la etnia Embera, y afrodescndiente. La lideresa afrocolombiana Yolanda Perea esplicó que “nunca llegaron los bomberos, porque no tenemos acueducto, por lo cual no tenemos bomberos. Cuando pasan estas cosas toca pedir ayuda a los municipios, a los departamentos cercanos”, explicó la lideresa. Como ella apunta a Infobae1, la “falta de atención al incendio fue producto del abandono permanente de un pueblo que ha sido golpeado por la violencia, por el despojo de las tierras, por el asesinato de nuestros padres y la violencia sexual que muchas tuvimos que vivir siendo niñas”. Y continuó “esto duele, duele muchísimo, porque no entiendo hasta cuando, nuestros pueblos negros, campesinos e indígenas vamos a seguir llevando el bulto, es duro porque hacemos de tripas corazón y sonreímos. Nos inventamos nuevas formas de vivir para que no nos vean como los pobrecitos, pero nada es suficiente, nada es suficiente, porque cuando no acaba con nosotros la violencia, lo acaba el hambre, el despojo de nuestras tierras…”.

Por tanto, desde A Planeta, una vez más denunciamos el abandono de las comunidades indígenas y afrodescendientes en Colombia, como en otros países, el abandono del Chocó, y exigimos al gobierno más responsabilidad, pues presupuesto para otras cosas sí tiene.

En breve haremos ública una cuenta para que podamos diregir nuestra solidaridad a la reconstrucción de Riosucios y a sus habitantes.

Desde aquí nuestra solidaridad y cariño a todos los damnificados y a nuestro compa, Gabriel marrugo que también los ha represantado. Eutsi GOGOR, Chocó!!

Más sobre el Chocó y las comunidades embera:

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: