Tercer aniversario de la masacre de Vedanta en Tamil Nadu

Alianza Nacional de Movimientos Populares – NAPM www.napmindia.wordpress.com | www.napm-india.org


¡VeeraVanakkam ! ¡VeeraVanakkam !


La Alianza Nacional de Movimientos Populares – NAPM saluda a las 15 personas abatidas por el Gobierno de Tamil Nadu (India) por resistirse a Vedanta


Apoyamos la lucha de base hasta el mundo para que los criminales corporativos rindan cuentas22 de mayo de 2021: La Alianza Nacional de Movimientos Populares recuerda con rabia y dolor a las 15 personas de Thoothukudi, Tamil Nadu que fueron brutalmente asesinadas por la policía armada, este día de 2018, por protestar pacíficamente contra la planta de cobre Sterlite de Vedanta. Reiteramos nuestra solidaridad con el pueblo de Thoothukudi y con las comunidades de toda la India, que se resisten a Vedanta y a otras megacorporaciones, que, con el apoyo absoluto del Estado, se encuentran en una despiadada e interminable ola de explotación de tierras, recursos y derechos de las personas. Elogiamos los esfuerzos de la campaña global del 14 al 22 de mayo organizada por el Movimiento Popular Anti-Sterlite y varias organizaciones para conseguir apoyo para la lucha.


La lucha del pueblo en Thoothukudi se ha llevado a cabo durante décadas, para desafiar la impunidad de Vedanta para contaminar los pueblos para sus propios beneficios. La histórica agitación masiva del 22 de mayo de 2018, que fue la culminación de 100 días de protestas continuas, condujo a un tiroteo letal por la policía de Tamil Nadu. Los disparos unilaterales mataron a 15 personas, incluido el menor Snowlin, de 17 años, y dejaron cientos de heridos. En lugar de dialogar con el pueblo que protestaba contra el funcionamiento ilegal y contaminante de la planta de fundición de cobre, el gobierno estatal recurrió a una fuerza excesiva e injustificable y a la denigración del movimiento.


El tiroteo en sí fue la culminación de la violencia cotidiana que el conglomerado multinacional desató sobre los vecinos  durante más de dos décadas. Las operaciones fraudulentas e ilegales de la planta y su expansión desde 1996 envenenaron el aire que la gente respira y el agua que bebe. Los agricultores, los trabajadores de las salinas, los pescadores, los pequeños comerciantes y los aldeanos preocupados formaron parte de la lucha en Thoothukudi, y las mujeres, que desempeñaron un papel clave en el mantenimiento del espíritu de resistencia, a pesar de las graves reacciones, son un símbolo de esperanza en este país, que parece haber alcanzado su punto álgido de nexos entre las empresas y el Estado.


Aunque el tiroteo fue ampliamente condenado en todo el país, la maquinaria legal también se abatió sobre los manifestantes, registrándose casos policiales contra 71 personas. Sólo después de años, los casos, excepto los que se están investigando y los relativos a la destrucción de la propiedad pública, han sido retirados por el recién elegido Gobierno de Tamil Nadu. Mientras que los manifestantes se enfrentaron a cargos legales, ningún agente de policía ha sido acusado y condenado hasta la fecha en virtud de las secciones correspondientes de la ley, por los asesinatos y lesiones. Del mismo modo, Vedanta, cuya planta de cobre Sterlite fue cerrada debido a su funcionamiento fraudulento y sin licencia y a su expansión durante más de 20 años, a las fugas de gas y a la contaminación, todavía no ha sido procesada por ninguno de sus delitos.


El asesinato de la policía de Thoothukudi no fue “excepcional”, como el Estado y los sectores dominantes de la sociedad quieren hacernos creer. Fue la respuesta premeditada de un Estado neoliberal que pretendía reprimir las luchas populares que estaban ganando impulso y solidaridad perpetrando una violencia a sangre fría sin ningún tipo de consideración por la democracia y los derechos humanos; y con total desprecio por la vida misma.


Expresamos nuestro apoyo a todas las demandas del pueblo de Thoothukudi y pedimos al Gobierno de Tamil Nadu que inmediatamente
1. Garantizar que todas las operaciones de Vedanta se detengan permanentemente en Thoothukudi.
2. Procesar a Vedanta y a sus directores por fraude y violación de las leyes medioambientales y de los derechos humanos.
3. Identificar y actuar contra los responsables policiales de la masacre del 22 de mayo de 2018.
4. Retirar todos los casos pendientes contra los residentes de Thoothukudi presentados para encubrir la connivencia del Estado con Vedanta y la complicidad en la violencia.
5. También instamos a la Comisión Nacional de Derechos Humanos a reabrir la investigación de Thoothukudi, y hacer públicas sus conclusiones
6. Pedimos que se ordene al Comité de la Jueza Aruna Jagadeesan que examine a los testigos en línea para acelerar la finalización de la investigación sobre la masacre de Thoothukudi.

Las acciones de la policía en todo el mundo, desde Cali (Colombia) hasta Bhopal y, más recientemente, Silger (Chhattisgarh), demuestran que, dentro del aparato estatal existente, la institución policial sólo existe para proteger el statu quo y cumplir las órdenes de la oligarquía. Al tiempo que rendimos homenaje a las vidas fallecidas y exigimos la rendición de cuentas del Estado, constatamos que la lucha es larga en Thoothukudi y en otros lugares, y nos comprometemos a extender todas las formas de solidaridad a las comunidades para las que la resistencia contra es un acto cotidiano.


Lea más sobre las acciones de solidaridad y los perfiles de las personas asesinadas aquí: https://www.justaction.cc/


Traducción realizada por aplaneta.org

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: