8 años después siguen negando indemnización a víctimas de Mariana

(English)

El 5 de noviembre de 2015 ocurrió el crimen de Mariana, en Minas Gerais, Brasil, por el consorcio minero Samarco (Vale y BHP Billiton). Fue el mayor desastre ambiental sufrido en Brasil hasta que 3 años después, una de las empresas responsables, Vale, provocara otro todavía peor en Brumadinho. Los diques de contención de la gran mina Fundão colapsaron arrojando 50 millones de toneladas de lodos tóxicos procedentes de la lixiviación (lavado de roca para extracción de hierro) que lo barrieron todo y luego lo contaminaron todo a lo largo del gran río Doçe (800 km).

Si eso fue trágico, lo es todavía más que 8 años después Samarco y Vale no hayan indemnizado completamente a las víctimas. Así fue corroborado recientemente en el aniversario del crimen de Brumadinho. En el caso de Mariana, Samarco creó una empresa nueva, pero obviamente vinculada a ellos, que bautizó Renova, exclusivamente para tratar la indemnización y recuperación de la zona y las personas afectadas. Pero esta empresa fue utilizada con fines meramente disuasorios, como forma de ralentizar y despistar.

A 8 años del accidente podemos decir que también utilizaron la pandemia para evitar acciones y dilatar el proceso. Como expresan las víctimas cada año de impunidad que pasa aumentan los impactos del crimen. Como también se aprovecharon de los gobiernos de  Michel Temer (2016-2018) y Jair Bolsonaro (2018-2022) que claramente beneficiaron los intereses de las grandes empresas transnacionales.

Todo este dilatamiento además de aumentar el daño de las personas damnificadas y de no solucionar muchos de los problemas, tiene como objetivo el que los damnificados se resignen y abandonen la lucha, el que se olvide en el imaginario popular pero también el que prescriba legalmente ahorrándose. En este caso, a nivel ambiental prescribiría totalmente en 2024, con lo que las mineras casi han alcanzado un cometido.

Mientras Vale tiene la osadía de declarar en su página web que «Hemos aprendido de nuestra historia y mantendremos nuestro compromiso de reparar íntegramente a las comunidades y personas afectadas por el derrumbe de la presa B1 en virtud del acuerdo firmado.» Y que «…hacen minería sostenible», y que «practican el diálogo transparente»… tanta demagogia deja claro que están acostumbrados y no tienen remordimientos en tergiversar todo para conseguir su objetivo.

Debemos recordar que Vale es la principal productora de hierro del mundo y una de las mineras mayores de níquel y cobre. El pasado 16 de febrero publicó sus resultados financieros para el cuarto trimestre de 2022, con unos beneficios de  5 mil millones, que ellos mismos anuncian supera en mil millones los del año anterior

Esta semana, el Movimiento de Afectad@s por Represas (MAB), que representa y organiza a las familias damnificadas, se ha hecho eco de un informe del Observatório de Minería brasileño, basado en las conclusiones del propio Ministério Público Federal (MPF) que expone la inexistencia de «pruebas de los 36 mil millones de reales (6,5 mil millones de euros) que Renova, Vale, BHP y Samarco pretenden haber pagado en las reparaciones de Mariana». Porque no existen pruebas, pero tampoco existe constancia de restitución a las personas damnificadas ni en el entorno devastado por el lodo.

En este caso, a lo terrible del crimen en sí, de su dimensión, de su efecto, se añadiría el abandono de las empresas de las personas damnificadas, la falta de cooperación con la sociedad, pero también el uso de formas para pervertir la justicia, para mentir y engañar a la sociedad y a las instituciones.

Movilización del MAB en Mariana. Foto: MAB

Exclusiva: No hay pruebas de los 6,5 mil millones de euros que Renova, Vale, BHP y Samarco pretenden haber pagado en reparaciones de Mariana

Por Maurício Angelo – Observatório da Mineração

El Ministério Público Federal (MPF) dice que no ha habido auditoría externa independiente capaz de dar fe de que la Fundación Renova ha invertido las cantidades declaradas en la indemnización de las personas afectadas.

La Fundación Renova, entidad mantenida por las empresas mineras Vale, BHP y Samarco, afirma que aportará, hasta fines de 2023, 36 mil millones de reales (6,5 mil millones de euros) para la indemnización de las personas afectadas y la reparación socioambiental del derrumbe de la represa de Mariana, en noviembre de 2015, considerado el peor desastre ambiental de la historia de Brasil.

Según el Ministerio Público Federal, sin embargo, los valores declarados por Renova nunca pasaron por una auditoría externa seria e independiente y no hay pruebas de que estos valores correspondan a la realidad y, en la práctica, esto no puede ser observado en la cuenca del río Doce y por los informes de los afectados.

«Se ve que esos miles de millones no se gastan. No tenemos ninguna información sobre dónde se está gastando este dinero. Ponen estos números en la página web, pero de ninguna manera, como MPF, vemos que esto ocurra en la cuenca del Río Doce. Esta es información de la propia Renova, no hay ninguna información garantizada de que estas cantidades fueron realmente pagadas», dice el fiscal federal Carlos Bruno Ferreira, coordinador de la Fuerza de Tarea responsable del caso, en una entrevista exclusiva con el Observatorio Minero.

El monto total de 6.500 millones de reales en reparaciones gastadas desde 2015 hasta el final de este año, con 1.400 millones de euros para acciones sólo en 2023, fue ampliamente divulgado por los medios de comunicación después de que Renova informara el 14 de febrero.

La falta de pruebas detalladas sobre estos montos es importante porque puede afectar el nuevo acuerdo para Mariana que se está cosiendo desde 2021 en el Consejo Nacional de Justicia.

El gobierno de Lula está averiguando el contenido del acuerdo, que estaría «cerrado en un 95%», según Bruno. Aunque no confirmó el monto que está sobre la mesa para que paguen las mineras, debido al secreto, las especulaciones dicen que la cifra ronda los R$ 112 mil millones.

 

El fiscal Carlos Bruno Ferreira. Foto: Bruno Spada/Câmara dos Deputados

Esto no incluiría lo que Renova dice haber pagado hasta ahora, sino que sería «dinero nuevo» para reparaciones e indemnizaciones socioambientales. Sin embargo, durante el proceso de renegociación, el coordinador del Grupo de Trabajo Río Doce empezó a observar que Renova estaba inflando los datos publicados en su propia página web y empezó a plantearlo en el debate interno. En la página web de Renova se anunciaban miles de millones de más sin explicación aparente, afirma.

Las cifras finales anunciados, de 6,5 mil millones de euros, así como el número total de personas que habrían recibido la compensación, de 409.400 personas beneficiadas hasta el final de 2022, no están respaldados por la realidad, según el MPF.

«Durante el tiempo de la renegociación Renova actualizaba frecuentemente los datos en la página web, aumentando en mil millones, lo hacen como estrategia. Cuanto más ponen en la página web que pagaron, da la imagen de que están haciendo mucho, avanzando mucho. Para estos valores, repito, no tenemos auditoría, son valores ofrecidos por Renova. No tengo ninguna garantía, debido a la falta de una auditoría seria en Renova, de que estas cantidades fueron realmente pagadas. Y ese número (de personas) nunca se correspondió con lo que más o menos informaron», refuerza Carlos Bruno, que también es doctor en Derecho Constitucional por la Universidad de Sevilla.

Además de la demanda en Brasil, en julio del año pasado, la justicia británica aceptó el pedido para que la responsabilidad por la catástrofe de Mariana sea juzgada también en Inglaterra, en una acción colectiva que representa a 200 mil personas y apunta a la anglo-australiana BHP, la mayor minera del mundo, socia de Vale en Samarco.

En noviembre pasado, la represa reventó hace siete años. En Brasil, como mostró el Observatorio , el proceso está aún en sus inicios y ninguno de los acusados ha sido castigado penalmente. Los delitos ambientales corren el riesgo de prescribir totalmente en 2024.

La justicia obligó a Renova a reembolsar a los afectados las sumas pagadas indebidamente a los abogados

En marzo de 2021 revelé en exclusiva en Observatório de Minería que el juez federal Mario de Paula Franco Júnior, del 12º Tribunal Federal de Circuito de Belo Horizonte, orientó a los abogados del estado de Espírito Santo sobre cómo debían proceder para obtener un nuevo sistema de indemnización por la rotura de la presa de Mariana.

El sistema simplificado de indemnización, denominado «Novel» y creado por el juez con el consentimiento de Vale y la Fundación Renova, se extendió por toda la cuenca del río Doce rapídamente. La obligación de pagar el 10% a los abogados que presentan reclamaciones ha generado una industria de enriquecimiento de pequeños abogados en ciudades en su mayoría pequeñas y pobres.

El lodo fluye por la cuenca del río Doçe. Foto: Júlia Pontés (observatoriodamineracao.com.br)

En junio de 2022, los tribunales obligaron a dejar de deducir el 10% de las indemnizaciones pagadas a las personas afectadas, ya que los costes debían correr a cargo de la propia Renova.

Tras decisiones judiciales que anularon también la «baja definitiva» que el afectado debía firmar y que restablecieron el pago retroactivo de otra ayuda financiera, la ayuda de emergencia (AFE), Renova reembolsó a los residentes impactados 998 millones de reales pagados indebidamente a estos abogados. Otros 74 millones de euros fueron pagados por Renova en Minas Gerais y Espírito Santo por el recorte de las AFE.

Los datos divulgados por la propia Fundación, fruto de los pleitos, fueron anunciados por Renova en una nota en Folha de S. Paulo y en la página web de la entidad. En febrero, Renova reveló que los pagos de indemnizaciones en 2022, principalmente en «Novel», crecieron un 54% en comparación con 2021.

El MPF consideró extrañas las cifras y cuestionó a Renova.

«Una vez más Renova toma los valores por los que es condenada e intenta enmascararlos para decir que está haciendo una bondad por los afectados, que es bueno para los afectados. Esto no se corresponde con la realidad», afirma el fiscal Carlos Bruno.

Después de una decisión judicial en septiembre 2022, Renova dice que pasó 53 millones de euros a los abogados insertados en el Novel que no fueron descontados de los afectados.

El total de 1.450 millones de euros pagados en el Sistema de Compensación Simplificada hasta diciembre 2022, que alcanzó 74,9 mil personas según Renova, También no se cierra con el 10% previsto inicialmente a los abogados, que sería de 144 millones €. Al incluirse en el proyecto los retroactivos y los extras pagados directamente a los abogados, según Renova, el valor final cerró en 1635 mil millones € al final de 2022.

«Meterse con Renova es un esfuerzo inútil». Reparaciones ambientales en jaque.

La confusión de números revela una gobernanza sistemáticamente criticada por el Ministerio Público, Defensoría, alcaldes y afectados desde 2015.

«Existe la convicción de que meterse con Renova es un esfuerzo inútil en este momento, después de todos estos años de funcionamiento de Renova sin ningún control, sin ninguna verificación por parte de las autoridades públicas, el trabajo que supondría verificar estos valores es contraproducente. De hecho, es mejor reducir al máximo las funciones de Renova y empezar de cero», declaró Carlos Bruno al Observatório da Mineração.

El Doce, uno de los principales ríos de Brasil y que incluso formaba parte del nombre de Vale, sigue enormemente contaminado por lodos tóxicos y metales pesados a lo largo de los casi 700 kilómetros que separan Mariana (Minas Gerais), de Regência, en Linhares (Espírito Santo), donde desemboca en el océano Atlántico.

Las cantidades destinadas a acciones socioambientales son criticadas y, en la práctica, esto no se verifica en la cuenca del Río Doce. Para la restauración forestal, por ejemplo, Renova afirma haber destinado 306 millones €.

«Lo que se hizo en términos de reparación en la cuenca del Río Doce es insignificante, es muy poco para reparar todo el daño ambiental causado por la tragedia de la presa de Fundão», dice el coordinador del Grupo de Trabajo de Mariana. Para Carlos Bruno, «vemos que la cuenca no cambia, las cosas no mejoran, la reparación ambiental no aumenta, esto es un hecho».

Desolación en Mariana. Foto: Júlia Pontés (observatoriodamineracao.com.br)

El gobierno de Lula evalúa la repactación de Mariana

El gobierno de Lula está conociendo los términos de la renegociación firmada hasta ahora y podría modificar el contrato, que estaría «prácticamente listo».

El valor original solicitado en la Acción Civil Pública para la indemnización era de 27 mil millones €. El nivel actual del acuerdo sería de 20 mil millones € acordados con Vale, BHP y Samarco. Sea cual sea el monto final, los 6.500 millones € que Renova afirma haber gastado hasta ahora no deberían incluirse en la cuenta, argumenta Carlos Bruno, del MPF.

«Entendemos que no nos corresponde hacer un cribado fino a Renova. Renova puede decir cuánto dice haber gastado, lo que importa es el nuevo dinero que compensará a las personas afectadas y el medio ambiente de la Cuenca del Doce, dinero que servirá para la reparación futura, eficaz y rápida de la cuenca y la vida de todos los asuntos de los afectados», dice el fiscal.

El MPF ve con buenos ojos la reanudación de las discusiones en el Consejo Nacional de Justicia, solicitado por el Ministro Rosa Weber, y ha proporcionado toda la información solicitada por el gobierno federal.

La discusión en este momento sería sobre el flujo del pago, pero que «las decisiones finales y difíciles deben ser tomadas», evalúa Carlos Bruno. Marina Silva, ministra de Medio Ambiente, debe revisar los valores y términos, por ejemplo.

«El gobierno federal tiene derecho a revisar todo este acuerdo, evaluar y hacer sugerencias de lo que se puede mejorar. Hasta el momento de su firma, nada está escrito en piedra. Teniendo en cuenta todos los conocimientos técnicos producidos hasta ahora, hay numerosos escenarios posibles para un acuerdo. No veo ninguna razón para que no se firme en un plazo muy breve. Corresponde a la Unión evaluarlo y considerarlo apropiado, sugerir los cambios necesarios y tomar decisiones», resume el fiscal.

Mariana cubierta por lodo del depósito Fundão. Foto: Júlia Pontés (observatoriodamineracao.com.br)

Renova defiende la información facilitada y dice que está siendo auditada

Requerida por el Observatório da Mineração, Renova envió la siguiente nota al sitio:

«La Fundación Renova aclara que el monto de 1.453 millones €  informado el 07/02/2023 se refiere al monto total pagado en concepto de indemnización y ayuda financiera de emergencia hasta diciembre de 2022, sin considerar el total de los honorarios retroactivos de 179 millones € pagados a los afectados después de la decisión emitida en septiembre por el 4º Tribunal Federal.

El monto de 1.635 mil millones € divulgado el 14/02/2023 considera el monto total pagado hasta diciembre de 2022, incluyendo las tasas retroactivas pagadas a los afectados.

El monto total de indemnización y ayuda financiera de emergencia de 846 millones € divulgado contempla los pagos efectivamente realizados sólo en 2022, incluyendo los montos retroactivos. Este monto también incluye las sumas pagadas en concepto de honorarios de abogados a las personas indemnizadas.

Los datos enviados por la Fundación Renova, el 13 de febrero de 2023, al Ministerio Público Federal, por carta, debido a una solicitud, contemplaban solamente la información solicitada en la carta 769/2023. En respuesta al posterior requerimiento, Renova informó en su página web los importes totales pagados, en el ámbito de 2022, de forma detallada, lo que puede comprobarse en el enlace.

El Sistema Simplificado de Indemnización posibilitó el pago a categorías con dificultades de comprobación de daños, como lavanderas, artesanos, areneros, carreteros, extractores de minerales, pescadores de subsistencia e informales, entre otras personas. El sistema también indemniza los daños causados por el agua y las categorías formales, como pescadores profesionales, propietarios de embarcaciones y empresas como hoteles, posadas y restaurantes.

Los montos de las indemnizaciones pagadas por el Sistema Simplificado de Indemnización son ratificados por la 4ª Sala del Tribunal Federal.

La Fundación Renova aclara que es una entidad privada, sin fines lucrativos, basada en la transparencia y en el diálogo con la sociedad. Los procesos de la institución son acompañados e inspeccionados, permanentemente, por auditorías externas independientes».

También me puse en contacto con Vale, BHP y Samarco para pedirles que se posicionaran sobre las declaraciones del MPF y las cifras comunicadas por Renova.

Samarco respondió que «la Fundación Renova, creada a partir del Acuerdo de Transacción de Ajuste de Conducta (TTAC), firmado en marzo de 2016 entre Samarco, sus accionistas y los gobiernos Federal, de Minas Gerais y de Espírito Santo y otras entidades, es una entidad autónoma e independiente, dedicada a tiempo completo y exclusivamente a implementar y gestionar los programas y acciones de reparación y compensación de los daños derivados de la ruptura del Fundão.»

Vale y BHP no respondieron.

Movilización entre el lodo. Foto: Isis Medeiros

Pruebas de que Vale y BHP utilizan Renova para reembolsar las cantidades pagadas en concepto de reparación

Hace dos años, el Ministerio Público de Minas Gerais pidió la extinción de la Fundación Renova y el pago de daños morales estipulados en 10.000 millones de reales. La renegociación debería confirmar el fin de Renova, que ha acumulado ineficiencia y falta de transparencia en los últimos siete años.

Mostré en 2020 que, según el propio estatuto de Renova, la Fundación puede extinguirse por decisión unilateral de las mineras Vale, BHP y Samarco en cualquier momento. Y las empresas también pueden recuperar el dinero que haya en caja de Renova.

Las intrincadas maniobras fiscales también levantan sospechas.

En julio de 2020, una investigación exclusiva del Observatorio de Minería reveló que Vale y BHP pueden recuperar dinero que debería destinarse a reparar el desastre de Mariana. La estratagema utilizaría a la Fundación Renova.

Hay indicios de que las donaciones de Vale y BHP a Renova están siendo registradas como deuda contraída por Samarco, que se compromete a devolver el dinero a sus empresas matrices. Se trata de una maniobra prohibida por la Hacienda Federal.

En junio de2021 los acreedores de Samarco confirmaron, vía administración judicial, lo que nuestra investigación de julio de 2020 mostró de forma inédita: esas maniobras de Vale y BHP podrían representar un compromiso de devolución por parte de Samarco de 4.322 millones de euros.

La mitad de la deuda de 9.000 millones de euros de Samarco sería en realidad debida a Vale y BHP, considerando las contribuciones hechas a la Fundação Renova. En esta posición, además de recibir de vuelta el dinero, Vale y BHP aparecen como acreedores privilegiados y una posición destacada en la recuperación judicial de Samarco.

Samarco, que tiene el control dividido mitad y mitad por Vale y BHP, debe más de 900 millones € al gobierno federal, en una estimación de 2021 obtenida a través de la Ley de Acceso a la Información.

 

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: