La miseria de los migrantes, un arma en manos de los dictadores

Rojava Aazadi y Aydin Baran

Desde hace varias semanas, Europa observa ingenua cómo más de 20.000 refugiados, principalmente kurdos de Irak, Rojava, pero también sirios y yezidíes, intentan entrar en Europa a través de Polonia desde Bielorrusia, donde están atrapados por el frío y el hambre, mientras los soldados polacos les bloquean en la frontera y los bielorrusos les impiden dar la vuelta. Se han convertido en un auténtico chantaje en manos del régimen bielorruso, al igual que el régimen turco lleva años chantajeando a Europa con millones de refugiados sirios…

A pesar de la muerte de varios refugiados a causa del frío glacial y el hambre, los Estados europeos siguen negándose a intervenir, ¡como si estos refugiados se evaporaran por arte de magia y todo fuera a ir bien! No, Europa debe actuar, pero ¿cómo? Trabajando para encontrar una solución a la causa de la migración, es decir, la guerra y el cambio climático que está sacudiendo Oriente Medio1, incluido el Kurdistán. Por el momento, estamos lejos de esto, ya que Europa, por el contrario, colabora con los regímenes que están en la raíz de este caos. De hecho, apoya activamente a Turquía, que ha ocupado varias partes de Rojava (norte de Siria) y del Kurdistán iraquí, además de apoyar a bandas islamistas en otras partes de Siria, y ha expulsado de sus tierras a millones de kurdos y otras minorías en Siria durante más de 10 años de guerra. También obliga a pasar sed a millones de personas en Siria cortando las aguas del río Éufrates mediante presas construidas aguas arriba del río que atraviesa Siria… Así, Europa participa en la fábrica de la inmigración apoyando financieramente al régimen turco, que también es apoyado militarmente por la OTAN, de la que es miembro, aunque también compra armas rusas cuando le apetece…

“La única solución para resolver este problema [la emigración a Europa] es acabar con la guerra y la ocupación, también en el Kurdistán, pero las fuerzas de la modernidad capitalista quieren alimentar esta crisis. (…) Turquía ha utilizado a los refugiados de su guerra como palanca política”

Según el Movimiento de Mujeres Kurdas de Rojava, Kongra Star, “la única solución para resolver este problema [la emigración a Europa] es acabar con la guerra y la ocupación, también en el Kurdistán, pero las fuerzas de la modernidad capitalista quieren alimentar esta crisis. (…) Turquía ha utilizado a los refugiados de su guerra como palanca política”. El activista franco-kurdo, Aydin Baran, dice que los migrantes se han convertido en un arma de guerra en manos de los dictadores para chantajear a Europa.

Aydin Baran publicó el siguiente texto en su perfil de Facebook. Un texto que debería ser publicado por los periódicos Le Monde, Humanité, Le Figaro, etc… Como no es el caso, somos nosotras, Kurdistan au Féminin, quienes lo hacemos. Aquí está:

La miseria de los migrantes, un arma en manos de los dictadores

En la frontera polaca se está produciendo una verdadera crisis migratoria. Las autoridades bielorrusas escoltan a los migrantes, que llegaron al país en aviones turcos, hasta la frontera de la UE. El número de migrantes en la frontera aumenta día a día y las imágenes transmitidas por los medios de comunicación bielorrusos y polacos ya hacen que los partidos de extrema derecha europeos se froten las manos. Se está librando una guerra de propaganda y chantaje con la miseria de miles de migrantes que corren el riesgo de morir.

En los gélidos bosques bielorrusos, con temperaturas de hasta 15 grados bajo cero, miles de migrantes intentan cruzar la frontera con Polonia para llegar a Europa. Están quemando leña para calentarse, pero el frío y el hambre ya han causado la muerte de una docena de personas. Una mujer kurda yezidí, cuyas imágenes circulan por las redes kurdas, da testimonio de sus condiciones. Está rodeada por varios niños que intentan protegerse del frío gracias a una hoguera. Procedente de Irak, lleva diez días esperando en la frontera con sus hijos: “Llevamos diez días aquí prisioneros. Hace mucho frío. Las autoridades polacas rechazan nuestra entrada, mientras que las bielorrusas rechazan nuestro regreso. No tenemos comida ni agua. Hemos tenido que pagar 100 dólares para alimentar a los niños. Los niños tienen hambre. Una persona ha muerto hoy. Estamos sufriendo; por favor, ayúdanos.”

Suelen ser hombres kurdos del Kurdistán iraquí, pero también familias con hijos. Llevan días o incluso semanas esperando para cruzar la frontera. Los medios de comunicación bielorrusos animan a los emigrantes a venir al país con información que confirma un paso seguro hacia Europa. Se trata claramente de una manipulación política del gobierno bielorruso, ya que los militares polacos no permiten el paso. El ejército polaco ha enviado 12.000 soldados a la frontera para “bloquear el camino a los inmigrantes”. En las redes sociales circulan imágenes de intervenciones violentas de los militares polacos. En estas imágenes, está claro que los inmigrantes no son bienvenidos.

La mayoría de los emigrantes son kurdos iraquíes y esto no es una coincidencia. Cuando se les pregunta por las razones, suelen señalar la miseria y la corrupción de los clanes que gobiernan el Kurdistán iraquí, especialmente la corrupción de la familia Barzani y la familia Talabani. El gobierno de Erdogan está sin duda implicado en este movimiento de masas.

¿Por qué medios llegan estos inmigrantes a Bielorrusia? ¿Quién es el contrabandista? Con un mínimo de rastreo probablemente nos encontremos con una estrecha colaboración de dos dictadores: Lukashenko y Erdogan. Estos se aprovechan plenamente de las fracturas de las sociedades europeas en materia de migración y chantajean a los gobiernos europeos sobre esta cuestión en su propio beneficio.

Erdogan quiere volver a invadir los territorios kurdos de Siria y para ello necesita el apoyo tácito de la UE, como en 2016. En ese momento, abrió las fronteras y más de un millón y medio de personas emigraron a Europa en pocos meses. Tras la promesa de apoyo político, militar y económico, Erdogan cerró la válvula migratoria. Mientras tanto, 16 ciudades kurdas de Turquía fueron destruidas por los tanques. Miles de kurdos han sido asesinados y parte de los territorios kurdos de Siria han sido invadidos. La limpieza étnica se llevó a cabo contra los kurdos en Afrin, una región kurda siria pacífica, en 2018. Alemania apoyó públicamente la invasión de Afrin en nombre de las “instalaciones sirias” en esta región.

Lo inmoral de esta oleada de inmigración a la frontera de Polonia es el hecho de que están utilizando a los kurdos para chantajear a Europa, con la finalidad de atacar a los kurdos que se han quedado allí, en Siria e Irak. Así que Erdogan resulta vencedor pase lo que pase. Aunque no consiga nada política y económicamente, al menos dará un golpe de efecto a la simpatía de las sociedades europeas hacia los kurdos.

La acogida de inmigrantes por parte de la UE se ha convertido, de hecho, en un círculo vicioso rentable para los regímenes dictatoriales.

Así, la acogida de inmigrantes por parte de la UE se ha convertido, de hecho, en un círculo vicioso rentable para los regímenes dictatoriales. Independientemente de si se está a favor o en contra de la inmigración, la división que golpea a los países europeos es plenamente explotada por los regímenes autoritarios, que ven a los países europeos como adversarios.

Erdogan no ha podido explotar la carta de la migración desde el fiasco de febrero de 2020, porque Grecia ha jugado perfectamente el juego de los guardianes en su frontera. Los militares griegos no dudaron en aplicar los métodos de los militares turcos para “bloquear el camino a los invasores extranjeros”. Erdogan se alía ahora con Lukashenko para abrir otras vías de chantaje.

La OTAN y la UE solían considerar a Turquía como su frontera sur, pero ahora hacen que estas fronteras comiencen en Grecia, y Turquía es tratada como un país de Oriente Medio. Al final, al abusar de este medio de chantaje, Turquía también pierde a largo plazo.

Antes de juzgar, imagina por un minuto que estás con o sin tus hijos, en un bosque oscuro, con temperaturas por debajo de los 15 grados, sin agua y sin comida.

Cada régimen o sociedad tiene su punto de vista, pero los emigrantes que arriesgan su vida para escapar de regímenes corruptos, de la miseria, de la guerra, de la incertidumbre, del racismo, de los fundamentalismos religiosos, etc., también tienen una historia que contar y no se puede culpar a los que están a salvo. Antes de juzgar, imagina por un minuto que estás con o sin tus hijos, en un bosque oscuro, con temperaturas por debajo de los 15 grados, sin agua y sin comida.

Por supuesto, también hay una migración de consumidores; es decir, jóvenes que quieren vivir como los jóvenes de Occidente, a los que ven en la televisión o en las redes. De nuevo, ¿cómo podemos culpar a la gente que quiere tener acceso al consumo como los jóvenes de Occidente?

Los conflictos en el mundo ya no benefician a las empresas y negocios europeos como antes. A las empresas europeas les interesa aumentar su activismo en favor de la paz mundial y adoptar una postura clara contra los países que provocan conflictos. Una vez más, esto debería hacerse independientemente de si uno está a favor o en contra de la inmigración. La paz interesa a todos los europeos.

/////////////////////////////////////////////////////////////

1Ver artículo sobre efecto de ña emergencia climática en Rojava y Siria “Emergencia climática: emergencia hídrica: emergencia humanitaria

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: