¿Arrasando un sueño? La importancia de Auroville como experimento de vida alternativa

Ashish Kothari

(publicado originalmente por WSI /Traducido por A Planeta)
Foto principal: Residentes de Auroville resistiendo la tala de bosques, diciembre de 2021 © StandforAurovilleUnity.com

Excavadoras derribando árboles y amenazando estructuras edificadas a la 1 de la madrugada: una acción así sólo puede venir de una fuente que no tiene legitimidad para trabajar durante el día. Sin embargo, a principios de diciembre de 2021, una comunidad de la India con miembros de 60 países, que ha vivido pacíficamente durante más de 50 años en un experimento único (e inacabado) de coexistencia multicultural, tuvo que sufrir precisamente un incidente tan traumático. Pero lo que está viviendo esta comunidad, Auroville, tiene implicaciones que van mucho más allá de la destrucción de unos pocos árboles y estructuras, y mucho más allá incluso de la India. Hay graves ramificaciones vinculadas a las tendencias mundiales de autoritarismo cultural y económico.

Las excavadoras avanzan

Los daños ecológicos y sociales de las acciones, llevadas a cabo a principios de diciembre y propuestas en un futuro próximo, son en sí mismos lo suficientemente graves como para merecer atención. Entre el 4 y el 9 de diciembre, el Consejo de Desarrollo de la Ciudad de Auroville (ATDC), respaldado por el Consejo de Administración de la Fundación Auroville, se desplazó con excavadoras para despejar un camino a través de un denso bosque y demoler estructuras clave del Centro Juvenil de la comunidad. La resistencia pacífica de los residentes, que pedían la convocatoria de una Asamblea de Residentes para debatir las acciones, fue ignorada; en uno de los incidentes, se trajo a varias docenas de forasteros de un pueblo lejano para intimidar a los residentes que protestaban. Se impuso una orden de silencio a Outreach Media, el respetado servicio de la comunidad para llegar al mundo exterior, y la Fundación dijo que sólo sus portavoces designados estaban autorizados a hablar. Los trabajos de limpieza del bosque sólo se detuvieron cuando el Tribunal Verde Nacional ordenó una suspensión en respuesta a una petición presentada por los residentes.

Mientras tanto, se han talado más de 900 árboles y se han demolido algunas estructuras clave del Centro Juvenil. Se calcula que se van a talar unos 150.000 árboles y arbustos más para construir la carretera Crown Way que rodeará el centro de Auroville. Según algunos residentes y representantes del Consejo de Administración de la Fundación Auroville, cuyos miembros son nombrados por el Gobierno Central, esta carretera forma parte de la visión original de la Madre (Mirra Alfassa, 1878-1973), que fundó Auroville. La Madre fue colaboradora de Sri Aurobindo, uno de los filósofos más conocidos de la India, defensor del yoga integral y visionario espiritual; Auroville fue su forma de poner en práctica la visión de Aurobindo. Sin embargo, la mayoría de los residentes cuestionan este «hecho», señalando que la visión original, y un Plan Maestro realizado en 1999-2001, no tienen un Plan de Desarrollo detallado que dicte las dimensiones precisas y la alineación de la Vía de la Corona. Como señalan los residentes Lakshmi Venugopal y Tejaswini Mistri-Kapoor, el Plan Director hace hincapié en un enfoque que no es «ni tradicional, ni estático ni rígido». En una reciente visita a Auroville, comprobé que los residentes han proporcionado rutas alternativas que sólo requieren pequeños ajustes a las propuestas oficiales, y que ayudarían a salvar la mayoría de los árboles. Me señalaron que el Consejo de Administración y la ATDC están interpretando la visión de la Madre de forma muy rígida, insistiendo en un «círculo perfecto» con una alineación que supondrá no sólo niveles innecesarios de tala de árboles, sino también la destrucción de humedales y cursos de agua que son cruciales para la seguridad hídrica de Auroville y de los pueblos situados aguas abajo. En Darkali, los administradores que han ayudado a regenerar la tierra estéril hasta convertirla en un frondoso bosque, me mostraron preciosas masas de agua que la alineación de la ATDC destruirá, mientras que la alineación sugerida por los residentes, a sólo unos metros de distancia, ayudará a evitarlo. Igualmente alarmante es el plan de hacer 12 carreteras radiales que conecten la Vía de la Corona, algo no previsto en el Plan Maestro, y que probablemente destruirá aún más bosques y cursos de agua.

Parte de los bosques regenerados por los residentes de Auroville © Ashish Kothari

Auroville: un sueño para la humanidad

En 1965, La Madre propuso la idea de Auroville como «una ciudad universal en la que hombres y mujeres de todos los países puedan vivir en paz y armonía progresiva por encima de todos los credos, todas las políticas y todas las nacionalidades». El propósito de Auroville es realizar la unidad humana». Inaugurada en 1968 con una ceremonia en la que participaron personas de 124 países, su carta decía que «pertenece a la humanidad en su conjunto… será el lugar de una educación interminable… el puente entre el pasado y el futuro… un lugar de investigaciones materiales y espirituales para una encarnación viva de una unidad humana real». El gobierno indio no sólo lo hizo posible proporcionando terrenos y otras ayudas, sino que también llevó la idea a la UNESCO en 1966, que la reconoció como un proyecto de importancia para el futuro de la humanidad. Hoy, sus residentes proceden de casi 60 países, algo menos de la mitad de ellos indios.

En las últimas cinco décadas, Auroville también ha sido el centro de una gran cantidad de experimentos interesantes en materia de agricultura sostenible, arquitectura y construcción alternativas, gestión de cuencas hidrográficas y recogida de agua, energías renovables, atención sanitaria comunitaria, regeneración artesanal y cultural, aprendizaje y educación alternativos, economía del regalo e intercambio localizado, gestión de residuos y una serie de dimensiones socioculturales menos «tangibles» de la vida. Como se describe detalladamente en «Auroville: Smart City of Another Kind», una reciente publicación elaborada por los residentes Claude Arpi, Alain Bernard y Christine Devin, las iniciativas de Auroville abarcan un amplio espectro de cuestiones económicas, políticas, socioculturales y ecológicas.

Auroville alberga una de las historias más increíbles de restauración ecológica de la India. Cuando se puso en marcha, todo el terreno se había degradado hasta convertirse en roca estéril (tras haber sufrido la deforestación de los colonialistas portugueses y franceses para establecer Pondicherry). Desde esa etapa, ahora cuenta con más de 1300 acres de exuberante bosque, incluido el restablecimiento de la Selva Tropical Seca Perennifolia, gravemente amenazada, y varias docenas de especies de plantas y animales en peligro de extinción. Cualquier plan de desarrollo para la «Ciudad del Amanecer» con la que soñó la Madre, que no respete este fenómeno ecológico, así como el frágil equilibrio hídrico de la zona, debe considerarse sin duda una violación de todo lo que ella y Sri Aurobindo defendían.

En cuanto a su ubicación en un paisaje rural, las acusaciones de que Auroville es una burbuja en medio de la pobreza, con rastros de racismo y de casta, especialmente en sus primeros años, tienen cierta base. Sin embargo, varias iniciativas de las últimas décadas intentan que sea más relevante para los pueblos de alrededor y más allá, y que rompa las barreras convencionales. Entre ellas se encuentran el Grupo de Acción de la Aldea de Auroville (AVAG), que trabaja con varios miles de mujeres para mejorar los medios de vida y la capacitación de género; el Instituto de Medios de Vida Sostenibles, que trabaja con panchayats y otros grupos rurales en varios estados; Mohanam, que ayuda a documentar y revivir las tradiciones culturales y la artesanía; el kit de menstruación sostenible Eco Femme, iniciado en Auroville y ahora conocido en todo el país; una serie de escuelas y centros sanitarios en las aldeas; y otras, también detalladas en el libro mencionado.

Excavadoras arrasando con el bosque y las estructuras del Centro Juvenil, diciembre de 2021 © StandforAurovilleUnity.com

Muchos de los residentes de Auroville son los primeros en admitir que queda un largo camino por recorrer en todos estos aspectos, y un camino muy largo para convertirse en un pueblo en el que la humanidad haya alcanzado una conciencia superior, la armonía y la paz. Pero lo que está ocurriendo ahora es probable que socave cualquier posibilidad de que Auroville avance hacia ese objetivo.

¿Cuál es la agenda del gobierno indio?

Lo que está en juego es mucho más que el futuro ecológico y material de Auroville. Detrás de las acciones del Consejo de Administración de la Fundación Auroville, está la pesada mano del gobierno central. Hay varios aspectos que preocupan seriamente.

En primer lugar, Auroville ha podido continuar su experimento de vida multinacional e intercultural durante los últimos 50 años gracias a una interesante colaboración entre sus residentes y el gobierno. Este enfoque está incorporado en la Ley de la Fundación Auroville de 1988, que estableció Auroville como entidad legal. La ley establece tres órganos que colaboran estrechamente entre sí: la Asamblea de Residentes (que actualmente cuenta con unos 2.500 miembros), el Consejo de Administración, formado por ciudadanos independientes y personas nombradas por el gobierno, y un Consejo Asesor Internacional formado por 5 personas eminentes. El Secretario de la Fundación es nombrado por el gobierno central. El texto de la ley sugiere una visión de equilibrio entre estos organismos, sin que ninguno tenga un poder superior a los demás.

Durante las últimas tres décadas, este equilibrio parece haberse mantenido. Varios residentes mencionaron que están agradecidos al gobierno por el apoyo financiero y de otro tipo; algunos incluso me dijeron que sólo la India podría haber permitido un experimento trans-nacional de este tipo. Pero el equilibrio se ha roto con las recientes acciones, en las que, según se informa, la secretaria de la Fundación, Jayanti Ravi, una funcionaria del IAS del cuadro de Gujarat, tiene una fuerte participación. La falta de consulta con la Asamblea de Vecinos para impulsar el despeje del «derecho de paso» para la carretera de la Corona, apunta a un desprecio tanto del espíritu de la Ley como de los principios democráticos. ¿Forma esto parte de las tendencias cada vez más autoritarias del partido en el poder en Delhi? El Primer Ministro Modi, en su discurso del 50º aniversario, citó el primer principio de la Carta de Auroville – «Auroville pertenece a la humanidad en su conjunto»- y, sin embargo, unos pocos actúan como si les perteneciera a ellos, ni siquiera a todos los y las aurovillenses, y mucho menos a toda la humanidad. ¿Y podría tener también algo que ver con el hecho de que, hasta ahora, el BJP no ha sido capaz de ganar ningún punto de apoyo significativo en el estado de Tamil Nadu, en el sur de la India, y pretende que Auroville sea el extremo fino de la cuña?

En segundo lugar, parece que hay prisa por poner en marcha no sólo la Vía de la Corona, sino una serie de proyectos de infraestructura destinados a hacer de Auroville una ciudad capaz de albergar una población de 50.000 habitantes (su población actual es de unos 3.500). Esta cifra procede de una declaración de la Madre: «naturalmente, cuando seamos cincuenta mil, será difícil satisfacer las necesidades, pero de momento sólo seremos unos pocos miles como máximo». Esto parece haberse convertido en una justificación para una intervención masiva en la zona, con muchos constructores probablemente salivando ante las posibilidades de contratos gordos, e ignorando otra declaración de la Madre hecha en octubre de 1972: «En Auroville no quiero muchos hombres. Quiero gente, pero gente de verdad. Si quieres mucha gente, puedo darte cien mil en un momento desde Sudáfrica».

Construcción en tierra, uno de los muchos diseños innovadores y de bajo coste en Auroville © Ashish Kothari

Además, esto podría abrir la zona a un tráfico turístico mucho mayor, incluido el tipo de turismo espiritual que el gobierno central está promoviendo a lo grande a través de proyectos como las carreteras Chardham en Uttarakhand, que son enormes autopistas que atraviesan regiones del Himalaya ecológicamente sensibles. Aunque no cabe duda de que los que obtienen beneficios se beneficiarán, las repercusiones ecológicas y sociales negativas no son difíciles de predecir, teniendo en cuenta la experiencia de otras partes de la India que actualmente están soportando el peso del turismo de masas no regulado. Hasta ahora, no se ha realizado ninguna auditoría medioambiental ni evaluación de impacto de los planes propuestos; en una declaración sobre los recientes acontecimientos, el Consejo Asesor Internacional de Auroville lo ha solicitado.

En tercer lugar, y relacionado con lo anterior, parece haber una insidiosa agenda religiosa de derechas, el Hindutva. Cuando el Primer Ministro Modi fue a las celebraciones del 50 aniversario de Auroville, habló elocuentemente sobre la importancia de Sri Aurobindo para la India y la humanidad. Ahora ha creado un comité de 53 miembros para planificar las celebraciones en torno al 150º aniversario del nacimiento de Aurobindo en 2022; de hecho, la imposición apresurada de la Vía de la Corona y otras propuestas para Auroville bien podrían estar relacionadas con esto. ¿Podría ser esto parte del intento del partido gobernante BJP de cooptar a muchas de las principales figuras de la India, incluyendo a Gandhi y Ambedkar? Al no haber tenido éxito con estos dos debido a su defensa de sectores de la India con los que las fuerzas del Hindutva no se sienten cómodas (musulmanes, dalits), ¿podría ser un intento de utilizar a Aurobindo para su agenda religiosa hegemónica?

Algunos residentes con los que hablé consideraron que la iniciativa del primer ministro Modi sobre Sri Aurobindo podría ser beneficiosa, dado que la filosofía y el enfoque de Aurobindo están mucho más allá de las consideraciones políticas estrechas. Pero eso puede ser ingenuo; a lo largo de la historia, los gobiernos y líderes autoritarios se han apropiado con éxito de figuras carismáticas e incluso de visiones revolucionarias del mundo para sus propios fines. Puede que me equivoque sobre las verdaderas intenciones del partido en el poder, y me alegraría si así fuera, pero no estaría de más que los seguidores de Aurobindo siguieran de cerca la naturaleza y el resultado de los actos del aniversario.

La mezcla tóxica del actual gobierno de imposición cultural de derechas y comercialización capitalista ya está actuando de diversas formas en lo que Nueva Delhi considera las «fronteras»: Ladakh, Cachemira, el noreste de la India, las islas Andaman y Nicobar, las islas Lakshadweep. Auroville podría ser el próximo objetivo.

Caminos hacia la Ciudad del Amanecer

Sean cuales sean las intenciones del gobierno central, Auroville se enfrenta a un enorme desafío. Los recientes incidentes han puesto al descubierto sus propias divisiones internas y han creado una polarización que requerirá toda la capacidad de mediación de sus residentes para resolverla. Los intereses creados se valen de viejas fisuras (algunas reales, otras percibidas, otras exageradas): Los indios y los no indios, los tamiles y los no tamiles, los residentes y las comunidades rurales de los alrededores, los residentes «ordinarios» y los que ocupan puestos de autoridad. Varios de los residentes con los que hablé dijeron que la relativa comodidad y el armonioso modo de vida en Auroville habían creado una burbuja que impedía su preparación para afrontar los retos del exterior (o del interior). Algunos dijeron que habían perdido varios años de oportunidad para crear una Asamblea de Residentes fuerte, basada en el diálogo, que pudiera mantenerse unida frente a esos desafíos. Preocupa mucho el hecho de que varios miembros del Comité de Trabajo, nombrado por la Asamblea de Residentes para servir de enlace con los responsables de la Fundación y el Consejo de Administración, se pusieran del lado de las acciones de mano dura de principios de diciembre. Otros admitieron de buen grado que hay que resolver muchos problemas persistentes de racismo, casta y desigualdades de clase. Todos estuvieron de acuerdo en que la crisis actual era una patada en el trasero, una oportunidad para despertarse y ponerse las pilas, para acercarse a la visión de La Madre de «un lugar en el que los hombres puedan vivir lejos de todas las rivalidades nacionales, convenciones sociales, moralidades autocontradictorias y religiones enfrentadas; un lugar donde los seres humanos, liberados de toda esclavitud al pasado, puedan dedicarse por completo al descubrimiento y la práctica de la Conciencia Divina que busca manifestarse«.

Tienda gratuita para el intercambio de ropa y otros artículos, parte de los esfuerzos económicos alternativos de Auroville © Ashish Kothari Bernar de Auroville

Una nueva iniciativa de «tejido de sueños» ofrece esta oportunidad, para desarrollar un plan detallado para Auroville mediante amplias consultas y basado en los mejores estudios y conocimientos disponibles. Una parte necesaria de tal ejercicio sería cómo tratar las fallas mencionadas, integrar a los pueblos vecinos como Edayanchavadi, Kottakarai y Alankuppam como parte del diseño, y asegurar que Auroville no se convierta en un espacio exclusivo y excluyente en el que sólo puedan vivir los ricos. Es de esperar que la participación de la empresa del arquitecto Balkrishna Doshi, Vastu Shilpa Consultants, a la que la Fundación Auroville está considerando contratar, contribuya a este enfoque. Doshi es conocido en todo el mundo por integrar en su obra técnicas vernáculas y sensibles al medio ambiente, por lo que ha recibido los mayores premios de arquitectura del mundo. Los residentes han trabajado en elementos de visiones alternativas para el desarrollo de Auroville, como la arquitecta Suhasini Ayer, que recientemente ganó el Premio a las Soluciones Verdes en la COP26 del Clima por su enfoque «Humanscapes Habitat» (Hábitat de escenarios humanos) de la vida urbana sostenible. Pero, como dijeron muchos participantes en una reunión para debatir el enfoque de Dreamweaving (Tejiendo sueños) el 27 de diciembre, a la que asistieron varios cientos de residentes: para que cualquier planificación tenga sentido, es necesario alejar las excavadoras que esperan para talar más bosques en Auroville. La democracia y la toma de decisiones no pueden funcionar a la sombra de las excavadoras.

Bernard, de Auroville, en su bosque tropical seco perennial regenerado, el Jardín de los Guijarros © Ashish Kothari

Esperemos que esta iniciativa también pueda plantear preguntas básicas sobre cuánta y qué formas de movilidad son necesarias en Auroville. Si pretende ser realmente evolutiva, ¿podría alejarse de los coches privados, por ejemplo, y apostar sustancialmente por el transporte público, la bicicleta y los desplazamientos a pie? Esto, a su vez, está relacionado con cuestiones como qué formas de economía podrían conducir a la sostenibilidad y la autosuficiencia; ¿podría avanzar mucho más hacia sistemas de intercambio localizados, no monetarios y basados en la moneda local? Algunos residentes de larga duración, como Olivier Barot, y varios residentes más jóvenes, incluidos indios que se han unido más recientemente a la comunidad de Auroville, están explorando estos sistemas. Y entonces, ¿cómo puede la gobernanza centrarse realmente en una Asamblea de Residentes democrática? Si realmente quiere ser «la ciudad que la Tierra necesita«, se necesita una visión del bienestar que sea holística, sostenible y equitativa. Muchos elementos de esto ya existen en experimentos prácticos y en propuestas, tanto dentro como fuera de Auroville, pero tienen que ser enhebrados en un todo coherente.

Para cualquier persona interesada en la importancia de Auroville como experimento de vida alternativa, este proceso debería ser de gran interés. Así lo subrayó Vikalp Sangam en una declaración de apoyo a Auroville, una plataforma nacional de organizaciones y movimientos que buscan alternativas al destructivo modo de desarrollo actual y a las estructuras subyacentes del capitalismo, la dominación del Estado, el patriarcado, el casticismo y el hegemonismo humano. Decía que Auroville sigue teniendo un papel crucial «en la investigación y el diseño de sistemas de producción de alimentos, restauración ecológica, atención sanitaria natural, educación, arquitectura y urbanismo sensible a las cuencas hidrográficas» y «como lugar de innovación hacia la creatividad y la armonía colectivas».

Como me dijo uno de los primeros residentes, Frederick: «Auroville necesita seguir su propio dharma, una vida trans-religiosa, trans-nacional y trans-cultural, y como laboratorio de experimentos hacia una conciencia más elevada, y para ello necesita tiempo y espacio». De hecho, si es capaz de mostrar cómo personas de 60 nacionalidades y de innumerables orígenes, persuasiones y formas de vida pueden convivir, creando un modelo de coexistencia ecológicamente sostenible y equitativo, podría inspirar cientos de otras iniciativas de este tipo en todo el mundo. Esto es lo que hay que proteger de las maquinaciones de Nueva Delhi y de los intentos de imponer a toda prisa un desarrollo infraestructural rígido, no participativo y ecológicamente dudoso.

Granja Solitude de Krishna, en Auroville, demostrando cómo la agricultura biodiversa puede ser productiva © Ashish Kothari

*********************************************************************
Ashish Kothari

Miembro fundador de Kalpavriksh; miembro de numerosos movimientos populares. Ha impartido clases en el Instituto Indio de Administración Pública; ha coordinado la Estrategia Nacional de Biodiversidad y el Plan de Acción de la India; ha formado parte de los consejos de administración de Greenpeace Internacional e India y del Consorcio ICCA. Ayuda a coordinar Vikalp Sangam, Global Tapestry of Alternatives y Radical Ecological Democracy.

Coautor/coeditor de «Churning the Earth, Alternative Futures» y «Pluriverso: un diccionario del posdesarrollo» (Más sobre el libro)

 

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: