Se suben a los árboles para detener la Ciudad Policial.

scenes.noblogs.org

El bosque de Atlanta está amenazado por el proyecto especulativo y policial Cop City, la Ciudad de la Policía, de 80 millones de euros. El 18 de enero autoproclamados Defensores de la Tierra iniciaron la ocupación de árboles del bosque de Atlanta mediante casas construidas en sus ramas para impedir su tala. Está iniciativa se correspondió con a una llamada de urgencia de Defend Atlanta Forest. El efecto fue muy positivo ya que así consiguieron detener las excavaciones en la antigua granja de la prisión de Atlanta. Junto a esta acción, se han levantado también barricadas y realizado también actos de sabotaje con 3 ataques incendiarios a maquinaria (ver Ex-presión 54). El 28 se repitió una marcha en el bosque para detener la deforestación en la que 4 personas fueron  detenidas.

En 2003, Intrenchment Creek Park (ICP), al lado de la Prison Farm (Granja de la Prisión) se convirtió en un parque público protegido por su valor medioambiental y ecológico, y por los beneficios para la salud pública que proporciona a las comunidades del sur del condado de DeKalb. El pasado febrero 2021, este condado  intercambió 170 hectáreas de ICP, incluido el bosque urbano, con Blackhall Studios, una gran empresa de producciones de cine basado en este condado y que trabaja para Hollywood. Blackhall quería talar las 170 hectáreas del bosque para desarrollar un aeropuerto y construir el escenario de filmación más grande en todo el país, que convertiría a Atlanta en la nueva Hollywood. Esto a su vez, afectaría a Atlanta ya que incidirá en su costo de vida, infraestucturas, etc.

Parque Intrenchment Creek (Arroyo de la Intriga)

Esta permuta sentaba un precedente que ponía a todos los parques públicos del condado de DeKalb en riesgo de desarrollo privado. Ciudadanas y ciudadanos de Atlanta se organizaron para impedir este despropósito y decisión antidemocrática, e impulsaron una demanda judicial ciudadana. Ahora, un año después, la amenaza se cierne de nuevo sobre el parque con el departamento policial de Atlanta queriendo construir un campo de entrenamiento y una ciudad simulada. Eso supondría la eliminación de 300 hectáreas de bosque.

Los opositores a este cacicazo alegan que además de la deforestación y pérdida de biomasa y ecosistemas, «la urbanización de estos terrenos aumentará la escorrentía de las aguas pluviales, la contaminación, la degradación ecológica y las inundaciones en Intrechement Creek y en el río Sur».

Las activistas han identificado en una gran lista quiénes son los financiadores, donantes y patrocinadores de la destrucción del bosque  en Intrinchment Creek.        🌲🌳

Entrevista para Territories, el boletín mensual de Inhabit.

Dos participantes de esta ocupación concedieron una entrevista dos días después. 

Territories: Contadnos qué pasó el viernes 28 de enero.

P1: El viernes hubo una marcha para defender el bosque. Unas sesenta personas se reunieron en el parque Intrenchment Creek, que es la parte pública del bosque que está amenazada. La gente marchó a través de ese bosque hacia Constitution Road, que atraviesa el bosque, y luego hacia la Old Prison Farm, que es la parcela de tierra que la ciudad está tratando de convertir en un complejo de entrenamiento policial. Los manifestantes buscaban al equipo de construcción activo que estaba allí. No ha habido mucha construcción activa en ese sitio hasta hace una semana y media. Finalmente, los manifestantes se enfrentaron a unos trabajadores con una máquina perforadora que recogía muestras del suelo. La policía del condado de DeKalb estaba allí custodiándolos. Tras un breve enfrentamiento, la policía empezó a arremeter contra la gente, y más o menos la marcha se dispersó. Cuatro personas fueron detenidas y el resto de la multitud salió del bosque.

Territories: ¿Cómo empezó la lucha? ¿De quién defienden exactamente el bosque? ¿Quién dirige estas aburridas máquinas?

P1: La lucha para defender el bosque comenzó antes de que se acuñara el término Defender el Bosque de Atlanta y surgiera como movimiento. Hubo tres campañas distintas que se desarrollaron durante años en la misma región, que está a lo largo del río South en el sureste de Atlanta. Una de ellas es el esfuerzo por preservar Constitution Lakes, que es un parque público adyacente a las parcelas de las que acabamos de hablar, Intrenchment Creek Park y  Old Atlanta Prison Farm. En Constitution Lakes, hubo un esfuerzo para desarrollar senderos y preservar los humedales allí que fue encabezado por un artista local. También está el esfuerzo por salvar la antigua granja de la prisión de Atlanta del desarrollo, y esa fue su propia campaña. Salvar la antigua granja de la prisión de Atlanta, la campaña formal, también fue encabezada por un par de personas. Después de que se revelara que Blackhall Studios iba a intentar comprar el parque Intrenchment Creek y canjearlo por otras parcelas en el condado de DeKalb, también hubo un esfuerzo encabezado por algunas otras personas para, según sus palabras, «detener el canje». Para aclarar, la ciudad quiere dar el parque a los promotores del estudio de cine a cambio de la parcela que ya poseen, y que ya han destruido, porque ese terreno ya no les sirve. Así que es una vergüenza.

Esas campañas para detenerlo sí trabajaron juntas, pero no tuvieron un tipo de lucha coherente. Separaron cada una de sus luchas. Así que cuando nos enteramos de que la Fundación de la Policía de Atlanta pretendía convertir la Antigua Granja de la Prisión de Atlanta -que linda con el Parque Intrenchment Creek y con Constitution Lakes- en un complejo de entrenamiento policial, decidimos que teníamos que hacer algo. Vimos que era algo que estaban anunciando internamente, pero no habían hecho un gran esfuerzo mediático al respecto. De hecho, intentaban llamarlo «Instituto para la Justicia Social» o algo absurdo como eso en su primera promoción en vídeo. También nos dimos cuenta de que había una destrucción sistemática de los bosques en el sureste de Atlanta a través de condominios y otros tipos de desarrollo que estaban surgiendo en la zona. Todo ello ponía en peligro esta zona de la ciudad, que es una de las más diversas y cruciales desde el punto de vista ecológico. Defend the Atlanta Forest surgió para responder a todas estas incursiones en el bosque y en el sur de Atlanta. Comenzó tratando de articular que todas estas cosas están unidas. Esencialmente, no son luchas separadas: hay algo que las afecta a todas. Que la policía, que Hollywood, y que el desarrollo y el aumento de los alquileres y la gentrificación en la ciudad son parte del mismo proceso general de asegurar los beneficios para las grandes corporaciones, el gobierno, los empresarios, etc.

La primera semana de acción que tuvo lugar en junio de 2021 fue una especie de gran emergencia del movimiento. Después de eso hubo una presión masiva contra el Ayuntamiento para que se negara a arrendar el terreno a la fundación de la policía para construir el centro de formación. Ha habido acampadas, innumerables acciones directas contra la ciudad y los contratistas implicados, una segunda semana de acción, y ahora sentadas en los árboles.

 

La exuberancia del bosque de Atlanta.

Nos adelantamos al anuncio del centro de formación de la policía llamándolo «Cop City», y eso se adelantó al resto de la lucha. Una de las cosas que hemos intentado hacer todo el tiempo es adelantarnos a lo que prevemos por experiencias pasadas, por nuestro conocimiento de cómo funciona este tipo de desarrollo y en qué se basa. En 2021, hicimos mucho hincapié en que la gente estuviera presente en el bosque, empujando a la gente a que fuera allí y se familiarizara con él. En las últimas semanas, a medida que se han llevado a cabo estos trabajos iniciales de topografía -no se trata de una construcción, pero sí de la destrucción de grandes extensiones de bosque-, sabemos que muchas decenas de personas están más familiarizadas con el territorio y con la forma de moverse por él que hace un año.

Territories: Para reiterar algo que te oí decir: ya existían estas diferentes formas de codificar este espacio, y luego se animó a la gente a ir y vivir realmente allí. Me recuerda a la estrategia de ZAD, en la que la gente ocupó casas de campo condenadas y empezó a cultivar la tierra. ¿Cómo habéis conseguido reterritorializar el espacio? Has mencionado algunas de las cosas que habéiss construido. ¿Hay gente viviendo allí? ¿Qué aspecto tiene el bosque ahora?

P2: Una de las cosas que siempre entendimos, y tal vez esto habla de cómo ha crecido el movimiento, es que como el bosque está en nuestros barrios y forma parte de nuestras vidas -en cierta medida ya lo era, pero lo hemos convertido conscientemente en una parte más de nuestras vidas- iba a haber algún tipo de intercambio con el bosque que no se viera necesariamente como una ocupación fija. Eso sigue siendo cierto ahora, y para muchos de los que vivimos aquí, circulamos por el bosque y hemos intentado que el patrón de lucha también se parezca a esto: circular por el bosque y tener un intercambio con él y hacer que forme parte de un patrón de nuestras vidas, en lugar de permanecer allí necesariamente de forma fija y permanente. Eso es parte de cómo lo entendemos. El bosque es la ciudad, pero el bosque también está dentro de la ciudad, así que hay una especie de ritmo con él.

P1: Es invierno, así que ahora no hay tanta actividad en el bosque. Pero debido al aburguesamiento de la ciudad, la escena DIY (Hazlo Tu Misma) , como la escena musical, ha perdido muchos de los espacios de los que dependían. Como resultado, debido a la superposición de redes, el bosque se convirtió en una especie de lugar habitual para espectáculos y fiestas. Así que cuando la gente de las escenas de DIY (Hazlo Tu Misma) necesita un sitio, lo hacen allí. Eso no existía antes del movimiento.

Por eso, en parte, hemos fomentado muchos tipos de participación. No dirigimos a la gente para que participe de ninguna manera en particular, así que a menudo nos encontramos con gente que nunca habíamos visto en nuestras vidas organizando caminatas ecológicas u organizando fiestas masivas en el bosque. La gente tiene mucha libertad para interactuar con el bosque de la manera que le parezca.

En cuanto a la cartografía y la codificación, hemos nombrado puntos de referencia dentro del movimiento, dentro del bosque, que utilizamos como referencia interna. Si eres una persona del movimiento que viene al bosque, llegas a conocer estos puntos de referencia. Es el tipo de cosas en las que se percibe claramente que es «nuestro» de una manera que no pueden entender las fuerzas enemigas que intentan entrar allí. Se han marcado senderos, se han hecho diferentes tipos de mapas que la gente utiliza para navegar por el terreno. Hemos desarrollado una comprensión y una forma de referirnos a las cosas dentro de ella. Por ejemplo, todos conocemos el hito llamado «Big Mama», un enorme roble de cerezo cerca del arroyo Intrenchment. De hecho, ha sido declarado recientemente «árbol campeón», porque árboles de su especie y tamaño son raros en Georgia. Cerca de Big Mama se encuentra también «The Living Room», un claro de pinos en el lado del parque público del bosque, llamado así porque está libre de maleza, es agradable para sentarse y reunirse, por lo que se ha convertido en el lugar frecuente de cenas, hogueras, reuniones, proyecciones de películas, actuaciones, instalaciones artísticas y talleres.

Territories: Háblanos un poco más de Atlanta. ¿Cómo es la cultura de la ciudad? ¿Cómo se relaciona el bosque con la propia ciudad?

P1: Históricamente, Atlanta es una meca de la cultura negra, pero en los últimos diez años se ha producido un aburguesamiento bastante agresivo en la ciudad. La producción de cine y televisión y la reubicación general de esa industria y sus decenas de miles de trabajadores bien pagados en el área metropolitana, la especulación inmobiliaria relacionada con ella, la expansión universitaria y el papel que ésta desempeña en la llamada «renovación urbana», las inversiones vinculadas al aeropuerto y a Delta, la expansión de la industria tecnológica, incluida Microsoft y empresas de ese tipo, son todos ellos factores importantes que han desempeñado el papel principal en el aburguesamiento de la ciudad, sobre la base de un proceso de reestructuración y austeridad que comenzó en el período previo a los Juegos Olímpicos de 1996. La ciudad está cambiando rápidamente, y eso incluye una enorme afluencia de trabajadores bien pagados, inversores, consumidores blancos y propietarios de negocios, y una capa completamente nueva de propietarios y empresas internacionales de gestión de la propiedad. En muchos sentidos, es un reflejo de los patrones que se dan en todo el mundo, pero ni siquiera hay controles socialdemócratas para, por ejemplo, el desplazamiento de los residentes históricos -en su mayoría negros-, el control de los alquileres, los derechos de los inquilinos ni nada por el estilo.

P2: Está considerada como el nuevo Hollywood en muchos sentidos, y con la reorganización de la economía desde la pandemia y el levantamiento, Atlanta es una de las ciudades del Sur que ha tenido una afluencia de personas que se trasladan a ella desde todo el país. La gente huye de otras ciudades y se traslada al Sur. Esa es una de las dinámicas aquí. La gente se va de Los Ángeles, de California en general, y también del Noroeste, por el trabajo, pero también por los incendios forestales y las presiones medioambientales en general. Atlanta es una ciudad de árboles y tiene una cultura política en torno a los árboles y el respeto por ellos de una manera que todavía no entiendo del todo como recién llegado aquí. Pero sé que se remonta a unos cincuenta años atrás, a una época en la que se hizo un esfuerzo consciente por plantar árboles en la ciudad en los años setenta. Es una parte de la cultura de aquí donde se reconoce la vida natural de una manera política que no he visto en otras ciudades que conozco.

P1: El lema es que Atlanta es una ciudad en un bosque. Así que, obviamente, este es un gran tema de conversación para el movimiento, ya que la Fundación de la Policía de Atlanta, con la ayuda de Reeves Young, su contratista de obras, está intentando destruir el mayor «espacio verde» de la ciudad.

Territories: ¿Cómo han respondido la policía y la prensa? ¿Cómo ha sido la oposición?

P1: En general, la policía se ha mostrado bastante indiferente. Las primeras detenciones que se produjeron en el movimiento tuvieron lugar el viernes, hace apenas dos días. Últimamente, si pillan a la gente en la parte del bosque que corresponde a la antigua granja de la prisión, se les cita por allanamiento, o se les detiene y se les interroga, pero hasta ahora no se ha detenido a nadie. En general, la presencia policial en el bosque ha sido casi nula.

P2: Están en la cuerda floja. El movimiento surgió antes de que se anunciara oficialmente la intención de construir el complejo de entrenamiento policial. Habría que buscar para saber que eso era lo que se pretendía hacer con el espacio. El movimiento se adelantó al anuncio, y desde entonces tanto la policía como los políticos en los medios de comunicación han estado tratando de ponerse al día, intentando corregir la narrativa que establecimos. Ahora mismo, hay un momento de ajuste de cuentas porque la Fundación de la Policía tiene el contrato de arrendamiento del terreno y se siente con más derecho al espacio, por lo que la construcción está avanzando activamente. Definitivamente, parece que han reaccionado a lo que el movimiento propone.

En general, la policía se mantiene al margen de los acontecimientos o movimientos políticos. El verano de 2020 fue novedoso en el sentido de que la policía tuvo que quitarse los guantes porque estaba muy fuera de control. Pero en general, si hay una protesta o algo así, muchas veces ni siquiera verás a la policía allí. Siempre están allí -hay diez patrullas a dos manzanas de distancia-, pero no es como la policía de Nueva York, que marcha con la multitud.

P2: Incluso cuando desalojaron el campamento a principios de diciembre, la policía escoltó a DeKalb Parks and Rec. Así que fue el Departamento de Parques y Recreación del condado el que hizo el desalojo real, ligeramente reforzado por la presencia policial. Pero la vigilancia ha sido mínima -por lo que sabemos- o la interferencia policial en la actividad diaria. Y han sido unos diez meses de actividad regular y constante en el bosque, en ambas parcelas.

P1: En cuanto a los medios de comunicación, la cobertura ha sido un poco mixta. Diría que ha habido una gran cantidad de cobertura favorable por parte de los medios de comunicación locales o independientes. Tanto es así que ahora casi siempre que se menciona el movimiento, es con el prefacio de que el centro de formación de la policía tiene una amplia oposición de la comunidad. Pero también se han publicado algunos artículos claramente desfavorables.

P2: El principal medio de comunicación de Atlanta, el Atlanta Journal Constitution, comparte intereses con la Fundación de la Policía de Atlanta. Hay algunas personas en el movimiento que prestan mucha atención a la relación entre los principales medios de comunicación y la Fundación de la Policía de Atlanta y cómo se refuerzan mutuamente. Al igual que en el resto del país, se presta mucha atención a la supuesta «ola de criminalidad» que parece sugerir que deben destinarse aún más recursos a la policía. Hay mucha atención a esas narrativas que apoyan indirectamente el centro de formación de la policía, porque Cop City se ha convertido en algo muy controvertido.

Territories: Cuéntenos la historia del bosque antes de que estalle la lucha. El ecosistema de Atlanta es realmente rico, y la idea de que ya existe una interpenetración de lo urbano y lo rural en este lugar concreto es realmente interesante.

P1: En algún momento fue una granja lechera y luego se convirtió en una granja penitenciaria a principios del siglo XX. También hay algunos árboles muy antiguos, pero la mayor parte son árboles nuevos de los últimos veinticinco o setenta y cinco años aproximadamente. Este bosque es realmente crucial para la resistencia climática de Atlanta. Es lo que queda del crecimiento que ha surgido desde que fue cultivado por el trabajo de los presos. Tenemos que hacer crecer el bosque y no sólo salvar o defender o proteger esta parte del bosque. Pero también es un lugar de profundos traumas históricos relacionados con legados deliberadamente racializados de brutalidad y expropiación. Este bosque, y el resto de la ciudad, era territorio Muscogee (Creek) antes de la reubicación forzada de las tribus en la década de 1830.

P2: De cara al futuro, es realmente importante que se rompa el violento legado de esta tierra. La construcción de un centro de formación de la policía allí continúa con este legado. Las prisiones existentes y el centro de detención de menores que siguen funcionando en el borde del sitio histórico de la granja de la prisión continúan este legado. Todo lo que se sacrifica al control social, todo lo que debe ocultarse de la sociedad se pone en esta zona, pero es una de las zonas más bellas y abundantes, llenas de vida natural. También es un lugar que atrae los aspectos incontrolables de la vida urbana. Puedes ir al bosque y la policía tiene miedo de entrar allí; es una especie de lugar embrujado. Puedes estar allí y es tranquilo, no puedes ver lo que ocurre a cuarenta metros de ti. Los bosques de South River son las zonas más importantes desde el punto de vista ecológico de Atlanta, según el propio análisis de la ciudad, y tenían una gran propuesta para convertirlos en parques protegidos en un «corredor ecológico». Pero han renunciado a todo eso para trocearlo y convertir el bosque en centros de distribución de Amazon, escenarios de películas y, literalmente, encerrar a los niños en la periferia del campo de balística propuesto para Cop City.

Territories: Parece importante que se dirija específicamente a un centro de entrenamiento policial, lo que vincula esta lucha también con la Rebelión de George Floyd.

P1: Obviamente, desde la perspectiva de la ciudad, este proyecto está vinculado al movimiento George Floyd. También es obvio desde nuestra perspectiva, pero desde el punto de vista opuesto. Los funcionarios de la ciudad hablan explícitamente de que la moral de la policía está bajando cuando hablan de este proyecto, hablan del aumento de la delincuencia, etc. Por otro lado, pensamos que intentar construir un complejo de entrenamiento policial de última generación tras uno de los mayores movimientos antipoliciales de la historia de Estados Unidos es inconcebible. Pero esa es su respuesta a la crisis económica a la que se enfrenta la mayoría de la gente en estos momentos, y por eso hay una crisis de habitabilidad. Para mí, esto es una respuesta al levantamiento de George Floyd, pero también es una anticipación de lo que será el cambio climático continuado. La única respuesta que pueden dar a todos los problemas de la ciudad es más policía. Para la gente de clase media y adinerada, la única respuesta es más entretenimiento malo, más Netflix, más aislamiento en casa para ver las cosas que produce Blackhall Studios para distraerse de lo que ocurre fuera. Y así, en respuesta, nuestro mensaje ha sido: «salid fuera, id a estar en el bosque, paremos esto».

P2: La trayectoria de la lucha también es totalmente diferente a la del Levantamiento de George Floyd. Es una escala totalmente diferente. Hay una dinámica entre la actividad directa en el bosque y la petición a la ciudad, y hay un ritmo entre las dos en la lucha que ayuda a la gente involucrada en la actividad directa a descansar. Algunas personas dan prioridad a la defensa física del bosque, a la presencia física de las personas en el bosque, y otras se han centrado en hacer peticiones a los funcionarios de la ciudad para intentar detener el proyecto. También ha habido mucha presión sobre los contratistas implicados en el proyecto. Hubo una manifestación en la oficina de Reeves Young -una de las principales empresas constructoras- y hay una especie de esfuerzo continuo para presionar a esos contratistas. Hasta la última semana y media, ninguna de esas presiones directas sobre los contratistas se producía en el bosque. Todo era en los barrios bien, con gente que se presentaba en las oficinas, en las casas de la gente, etc.

P1: En respuesta a la reacción, han intentado convertir Cop City en un parque público. Quieren que la gente venga a interactuar con la policía y creen que la gente querrá pasear a sus perros junto al entrenamiento de los SWAT, lo que ya ocurre allí. Hay un campo de tiro de la policía dentro del bosque donde tienen un autobús escolar al que disparan. Hay botes de gas lacrimógeno por todo el bosque. Lo presentan como si fueran a tener grandes cantidades de espacio verde preservado, como si fuera a ser ecológico. Esas son las presentaciones externas. Es un gran espectáculo. Es curioso, porque era obvio cuando lo anunciaron por primera vez que lo que querían hacer con la instalación es entrenar regionalmente a la policía para prepararse para los levantamientos urbanos y practicar el movimiento a través de las ciudades y cosas así. Para eso necesitan destruir el bosque para construir una instalación. Y  nosotras, estamos aprendiendo a movernos por el bosque, un tipo de terreno diferente, para poder responder a ellos.

Territories: ¿En qué punto se encuentran las cosas ahora? Habladnos un poco de la situación actual.

P1: Todavía no han empezado a construir el centro de formación de la policía. Han hecho gran parte del trabajo que necesitan para empezar la construcción, pero es sólo un trabajo preliminar. En ese sentido, el movimiento es muy joven y tiene potencialmente un largo futuro por delante. Tampoco han empezado nada en el proyecto de los Estudios Blackhall. Podrían talar 170 acres cuando quisieran, pero están retenidos.

Nosotras, nos hemos comprometido con esto como algo que sabemos que será una lucha a largo plazo. Sabemos que estos proyectos tardan años en comenzar. Cuando hay oposición, eso provoca retrasos y los hace más costosos. Eso es algo que estamos viendo ahora. Pone en duda las inversiones y todo eso. Nos acercamos al segundo año de la lucha y creo que se ha convertido en una especie de elemento básico para mucha gente.

En este momento el movimiento es algo pequeño, pero el tamaño fluctúa. Hay mucha gente que ha formado parte de él en algún momento. Muchas personas han circulado por el movimiento y puede que vuelvan algún día. Miembros destacados de Atlanta Bike Life han hecho vídeos de propaganda para el movimiento. La DSA ha estado involucrada. Los anarquistas han participado. Las elecciones municipales se decidieron en parte por el tema de los bosques: hubo cambios y los políticos perdieron sus puestos. Así que incluso los políticos de la ciudad han participado.

No hay una coalición central o algo así, pero la cantidad de gente diferente que ha participado en el movimiento es notable. Y es que se estableció como un movimiento sin definición, al menos sin una definición determinada. Permitió que el mayor número posible de personas actuara como considerara oportuno y les dio una vía y una plataforma para hacerlo, por ejemplo a través de las convocatorias de semanas de acción o de las convocatorias para estar en el bosque. Dicho esto, creo que hay un deseo generalizado de producir también algo nuevo, algo más que la simple suma de sus partes.

Territories: Así que hay diferentes grupos, entidades, personas e instituciones que se activan, se recombinan y se coordinan de una manera nueva a través de la lucha. ¿Parece eso algo generativo, como si la composición de ahora hiciera posible otras cosas en el futuro? Es un poco especulativo, pero pensamos en los zapatistas, por ejemplo. Los zapatistas son un tipo de lucha realmente avanzada, por así decirlo, o una lucha ecodefensiva que está situada territorialmente. Y ahora, literalmente, infunden su energía a otros movimientos. Estoy seguro de que es un poco pronto para decir que eso es lo que está ocurriendo aquí, pero lo que has descrito suena súper emocionante y por eso me imagino que la gente se siente bien al formar parte de ello. Puede que haya nuevas formas de que la gente se relacione con este momento como un recuerdo que lleven consigo de alguna manera.

P1: Por supuesto, ese era un elemento importante para nosotras. Queríamos que la gente tuviera experiencias significativas, especialmente después de la introducción inicial de mucha gente a la acción directa, como el Levantamiento de George Floyd. Es un listón muy alto, pero tener nuevos tipos de experiencias en el bosque es sanador y realmente potente. Es realmente importante para sentirse conectado a la ciudad y a la tierra que estás defendiendo. Cuando eliges sentarte en un árbol sabes lo que es ese sentimiento, así que mucha gente circulando por el bosque y luchando juntas es algo importante. No queríamos que el movimiento dependiera únicamente del éxito en derrotar cualquiera de estos proyectos, sino que se tratara de defender la ciudad a largo plazo. La habitabilidad de la ciudad, no sólo frente al cambio climático, sino frente al desarrollo y frente a la policía. Esa es una lucha a largo plazo.

Territories: Muchas gracias por hablar con nosotros. ¿Hay algo que quieras añadir, algo que nos hayamos perdido?

El movimiento ha crecido de forma orgánica, porque pide que vengas a estar en el bosque, y cuando estás allí, ves y sabes lo importante que es luchar por el bosque. Hay raíces profundas en toda la ciudad entre personas que llevan décadas luchando unas al lado de otras. Su proyecto no tiene legitimidad. No necesitamos más formación policial y sí más bosques. Por ahora, más personas seguirán habitando el bosque de nuevas formas y ampliando y experimentando diferentes maneras de defender el espacio. Se están llevando a cabo muchos esfuerzos diferentes, desde la acción directa hasta los medios de comunicación y las vías legales. Hay impulso en todas estas direcciones y hay respeto entre el movimiento por los diferentes enfoques. Estamos entusiasmados con el potencial del movimiento y con lo que nos depara el futuro. Este es un nuevo tipo de lucha y creo que ganaremos.

 

No a la ciudad policial. No a la distopia de

Hollywood.

(Defend Atlanta Forest)

Atlanta es una ciudad en el bosque. Tenemos la proporción más grande cubierta forestal de todas las areas metropolitanas en los EEUU. Nuestra cubierta forestal es el factor principal para asegurar la capacidad de adaptacion de Atlanta frente al cambio climático. El bosque del sureste de Atlanta es hogar de tierras humedas que filtran la lluvia y previenen las inundaciónes. También es uno de los criaderoa para muchos anfibios en la región, además un sitio importante de migración para las aves zancudas.

La historia de esta tierra en particular tiene cicatrices profundas. En el siglo XIX, después de robar las tierras de los pueblos indígenas de los Muscogee Creek, se convirtió en una plantación. A principios del siglo XX, se abrió una granja para la prisión que obligó los presos a trabajar, señalando el cambio de imagen de la esclavitud a una cárcel laboral lucrativa. Actualmente la policía de Atlanta usa este terreno sagrado como un campo de tiro.

El bosque está en peligro de destrucción dado que la policía y Hollywood planean destruir este último espacio verde de Atlanta.

El departamento policial de Atlanta intenta convertir unas 300 hectáreas de bosque en un campo de entrenamiento táctico, incluyendo una ciudad simulada. El proyecto se anunció recientemente, sorprendiendo a los miembros de la comunidad dado que no dieron ninguna oportunidad para discutir la propuesta. El proceso entero ha sido más turbio que el río.

Intrenchment Creek Park (ICP) es un parque público existente, al lado de la Prison Farm. El condado de Dekalb intenta intercambiar esta tierra con Blackhall Studios, una gran empresa de producciones de película basado al sureste de Atlanta, en el condado de Dekalb y que trabaja para Hollywood. 170 hectáreas de ICP , incluido el bosque urbano, fueron traspasados el pasado febrero 2021 a través de un intercambio de terrenos entre el condado de DeKalb y Blackhall Studios. Blackhall quería talar las 170 hectáreas del bosque para desarrollar un aeropuerto y construir el escenario de filmación más grande en todo el país. Este proyecto convertirá a Atlanta en la nueva Hollywood. Esto a su vez, afectaría a Atlanta ya que incidirá en su costo de vida, infraestucturas, etc.

Esta permuta sentaba un precedente que ponía a todos los parques públicos del condado de DeKalb en riesgo de desarrollo privado. Ciudadanas y ciudadanos de Atlanta se organizaron para impedir este despropósito y decisión antidemocrática, e impulsaron una demanda judicial ciudadana. Ahora, un año después, la amenaza se cierne de nuevo sobre el parque.

Ahora, otro grupo de ciudadanos se niega «a dejar que nuestro bosque sea destruído en beneficio de la policía y vendido a Hollywood. Hay muchas formas para tomar accion. Tu puedes involucrarte en cualquiera forma que te inspire».

defendtheatlantaforest.com

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: