«De nada sirven otras fuentes si la sociedad y sus pueblos no son respetados y no tienen acceso a esa energía»

(English)

Entrevista de A Planeta con Gerson Castellano, director de Relaciones internacionales de FUP – Federação Única dos Petroleiros1, federada a la CUT – Central Única dos Trabalhadores2 y a la Industrial Global Union.

A Planeta: ¿Cómo sindicato petrolero cuál es vuestra posición sobre la Democracia Energética y la Transición Energética?

Gerson: FUP cuenta con 13 sindicatos en todo Brasil, de Norte a Sur (distintos sindicatos por estados). La FUP busca la discusión sobre esa transición energética y el uso de esa energía de forma democrática para que toda la sociedad tanga acceso. Esa es una gran discusión que tiene lugar en el seno de la FUP, en ese campo internacional de discutir realmente esa transición energética que va a ser necesaria y que es algo que ya está ocurriendo en la búsqueda de otras fuentes (eólica, fotovoltaica) y la FUP quiere participar en esa discusión con dos objetivos: cualificar al trabajador para que puedan actuar en otros campos de energía y discutir con la sociedad, los obreros y las empresas para que esa energía llegue de forma democrática, porque si no, de nada sirven otras fuentes si la sociedad y sus pueblos no son respetados y no tienen acceso a esa energía.

Participamos junto a otros sindicatos a nivel internacional en TUED (Trade Unions for Energy Democracy), con apoyo y también en los debates generales, en foros y reuniones. También con la Industrial Global Union. Quien participa más en la TUED son los trabajadores de las eléctricas y la FUP está participando más recientemente. No conozco ninguna coordinación particular para Latinoamérica.

Y también en otras plataformas unitarias, junto al MAB (Movimiento de Afectados por Represas) y otras entidades sociales, también como una forma de realizar esa discusión sobre energía que no sea tratada como una simple mercancía, sino que sea al servicio de toda la sociedad. La democracia energética significa que esa energía generada sea para toda la sociedad; que no se concentre como cualquier otro bien capital; quesea realmente, que todo el mundo tenga acceso y pueda disfrutar de ella.

Realizamos esa discusión con otros agentes como el MAB (Movimiento de Afectados por Represas), discutiendo los impactos que esa energía va a producir en áreas inundadas, áreas de embalses. Tener en cuenta cómo la energía fotovoltaica que va a ocupar grandes áreas, los grandes impactos que va a producir en la gente que vive en ese entorno y no tenemos todavía idea de los impactos que eso va a provocas a quien vive en ese entorno . O la eólica que produce gran ruido y que tienen un gran problema y que ahora vamos conociendo los riesgos de accidentes y demás.

La FUP está realizando una discusión fuerte en ese camino de buscar la transición energética, con los trabajadores y con el gobierno, aunque éste hoy infelizmente no concede ningún espacio, pero esperamos cambiar de gobierno como ahora hizo Chile y que podamos tener nuevamente un gobierno como interlocutor que ahora no tenemos. Presionamos a las empresas para que ellas incidan para recolocar a los trabajadores en otras energías y que principalmente sea respetando la sociedad y todo para que la energía sea para ella.

Hoy en día el trabajador todavía no tiene la capacidad de convencerse de su papel de emigrar a energías renovables cuando llevan una carrera de 35 a 50 años que no lo ven tan factible, mientras que los jóvenes entienden que su relación futura va a ser con la energía renovable.

A Planeta: Me interesa mucho vuestro papel, el papel del sindicato en una empresa pública como Petrobras. Me parece que el sindicato es de las pocas herramientas que la sociedad cuenta para monitorear una empresa así. ¿Cuenta la FUP algún mecanismo para monitorear Petrobras y garantizar que se cumplan derechos además de los laborales, en lo relativo a corrupción, a proyectos inaceptables a nivel ambiental y social?

Gerson: FUP juega un papel muy fuerte dentro de Petrobras. Es al federación que más sindicatos tiene dentro de Petrobras y anteriormente en otros gobiernos nosotros teníamos una incidencia más fuerte. Infelizmente hoy no tenemos más acceso a nada. No conseguimos establecer más diálogo. Petrobrás no busca más ese diálogo. Petrobras infelizmente es tratada ahora sólo como una empresa de mercado, sin preocuparse de para qué fue creada, que era para servir al pueblo brasileño.

Muy recientemente se ha dado un gran debate sobre Petrobras que es la mayor empresa de Brasil, por abandonar algunos sectores fundamentales para la transición energética. Cerró algunas de sus empresas y plantas productivas. Criticamos que ese es el camino equivocado, e intentamos revertir esto, este gobierno que estos últimos años tiene en frente y que no consigue nuestra adhesión.

Sindicalistas de FUP con activistas de MAB

La FUP tiene un instituto, INEEP5, el Instituto de Estudos Estratégicos de Petróleo, que estudia cuestiones estratégicas sobre petróleo, gas, y también habla sobre transición energética. Entonces, la FUP financia ese instituto. Tiene varios investigadores para que nos auxilie en el análisis social y también a la gran empresa.

A Planeta: Una de las amenazas mayores con el actual gobierno, y entiendo que una de las razones de maquinaciones como el impeachment contra Dilma Roussef o el encarcelamiento de Lula es el deseo del gran capital de privatizar las grandes empresas públicas brasileñas. ¿Cómo os afecta esto como trabajadores de Petrobrás?

Gerson: En cuanto a la privatización, infelizmente está ocurriendo dentro de este gobierno Bolsonaro. El congreso está alineado con él. Petrobrás está dejando varios sectores de lado como biocombustibles, fertilizantes, petroquímica para quedar únicamente como empresa de extracción de petróleo y enfocada especialmente en el Pre-Sal3.

Esa privatización también afectó la empresa donde yo trabajaba (Araucária Nitrogenados4) de fertilizantes que fue cerrada y fui despedido, incluso siendo dirigente sindical. Entonces, el fascismo de este gobierno no tiene límites y alineado con el congreso y parte del judicial que ayuda a este gobierno a que más empleos sean perdidos como fue el mío. Petrobras cerró sus unidades de agrocombustibles que usaban vegetal para producir biodiesel.

Pero actualmente la FUP está movilizada contra esos intentos de privatización. Tras las correspondientes asambleas, actualmente, los trabajadores afiliados a la FUP se encuentran en huelga para intentar repeler la privatización.

A Planeta: Volviendo a Petrobras, uno de los escándalos más grandes de los últimos años en Brasil, Lava Jato, tuvo a la empresa en el centro con denuncias de corrupción que incluían al ex presidente etc etc pero luego también se descubrió que era un montaje ¿Cuál es su impresión como sindicalista? Y aunque el caso se archivó ¿hasta qué punto no hay corrupción en una empresa como ésta?

Gerson: Lava Jato fue un gran montaje urdido por abogados, muy parcial, atendiendo a los intereses que todavía no se sabe quien, creo que la gente lo entenderá mejor con los años. El proceso no está claro para toda la sociedad brasileña. La única cosa que quedó clara es que fue un gran montaje que impidió a un presidente, Lula, se presentara a las elecciones. Con la corrupción, la FUP tiene una postura muy firme: no hay que limitarse a castigar la corrupción, sino que debemos mantener toda la empresa funcionando y produciendo para la sociedad. No hacer lo que hicieron que fue desmoralizar y desacreditar a Petrobras junto a toda la sociedad.

A Planeta: A nivel de la transición energética ya has comentado que el gobierno actual no facilita el debate, pero ¿cómo afecta al sindicalismo un gobierno tan autoritario como el de Bolsonaro?

Gerson: En lo referente al sindicalismo, Bolsonaro implementó toda una serie de medidas para debilitar a todo el sector sindical, desde leyes que impiden a los trabajadores la asociación sindical, colocando en la justicia para cuestiones sindicales a personas vinculadas con los empresarios. Una de las razones más contundentes dentro de las empresas estatales, en el sentido de perseguir aquellos que están sindicalizados. Por ejemplo, en Petrobras, muchos trabajadores encargados de supervisión y dirección tuvieron que dejar de pertenecer al sindicato para no perder su función, cosa que no había ocurrido hasta entonces. Bolsonaro cuando llegó al gobierno cerró el ministerio de trabajo y desmontó toda fiscalización que existía dentro de ese ministerio, con lo que debilitó el movimiento también, ya que impidió todas las denuncias que el sindicato podía hacer.

MiShell Temer, el entreguista6

=================================

Pie de Notas:

1La FUP fue creada en 1994, como resultado de la evolución histórica del movimiento sindical petrolero en Brasil, desde la creación de Petrobrás, en 1953.

2 Central Única dos Trabalhadores (CUT) es una entidad de representación sindical brasileña (representa parte de los sindicatos), fundada en 1983, en los últimos años de la dictadura militar. Actualmente cuenta con miles de sindicatos afiliados, y decenas de federaciones y confederaciones .

3 Los yacimientos de Pré-sal («debajo de la sal»)se encuentran mar adentro en la costa de Brasil. Se estima contienen 50.000 millones de barriles.

4 Su nombre proviene de la ciudad del mismo nombre, Araucaria, del estado de Paraná

5 En realidad su nombre completo es Instituto de Estudos Estratégicos de Petróleo, Gás Natural e Biocombustíveis Zé Eduardo Dutra (Ineep) – fue creado en 2018

6 Michel Temer was named president as a result of the impeachment against Dilma Rousseff. He was therefore Bolsonaro’s predecessor, from 2016 to 2018, y el iniciador de privatizaciones en el sector energético.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: