Öcalan y las pandemias

(de ANF NEWS – Traducción: A Planeta)

El 4 de abril de 2020, el líder político kurdo revolucionario, pensador y prisionero político Abdullah Öcalan cumplió 71 años. Desde Euskal Herria se enviaron felicitaciones al revolucionario y pensador kurdo dentro de la Iniciativa Internacional “Libertad para Öcalan – Paz en el Kurdistán”. El hashtag de la campaña es #FREEÖCALANFREETHEMALL.

La declaración con la que la Iniciativa Internacional invitó a celebrar el cumpleaños de Öcalan, dice: “En su trabajo, Öcalan habla a menudo de haber nacido tres veces. Con su nacimiento físico en su ciudad natal Riha (Urfa), se encontró por primera vez con las realidades del Kurdistán. Su segundo nacimiento como revolucionario llegó con la formación del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), que pronto se convirtió en un movimiento social de masas. Finalmente, su tercer nacimiento fue el cambio de paradigma hacia la civilización democrática, tal como se articula en su manifiesto escrito en la Prisión de la Isla Imrali​.”.

La declaración continúa: “El continuo aislamiento agravado de Öcalan y los otros tres prisioneros es más que una simple violación de sus derechos humanos fundamentales. Es también un obstáculo agresivo a la justicia y la paz mediante una solución política a un conflicto que dura ya varias décadas. Además, constituye la criminalización de un revolucionario cuyas ideas resuenan en los pueblos y comunidades que luchan en todo el mundo. Sus ideas han levantado generaciones enteras de jóvenes kurdos luchadores, que insisten en “¡Libertad o Libertad!”, movilizando Diariamente a las comunidades del norte y el este de Siria contra la ocupación y a favor de la autodeterminación democrática radical a través de nuevos conceptos de unión. También ayudaron a desarrollar uno de los movimientos femeninos más poderosos y organizados del mundo”.

La declaración recuerda que “debido a su encarcelamiento y al continuo aislamiento en İmralı Prison Island, no podemos celebrar físicamente su cumpleaños con él. Este año, de hecho, la pandemia del Coronavirus ha puesto a gran parte de la humanidad en algún estado de aislamiento y cuarentena. En el espíritu de Öcalan, creemos que podemos convertir este momento en el impulso necesario para imaginar horizontes más radicales y significativos que los que ofrece la modernidad capitalista. En este sentido, celebrar su cumpleaños significa apreciar su persona a través de sus ideas y propuestas mediante la creatividad, la colectividad y la solidaridad”.

Para animar a más gente a comprometerse con su pensamiento, la Iniciativa Internacional invita a todos a participar en nuestra campaña #FreeÖcalanFreeThemAll, que se lanzará al mediodía del viernes 3 de abril.

El nombre de la campaña está inspirado en la histórica campaña para liberar a la prisionera política negra revolucionaria Angela Davis y a todos los presos políticos en los años 70. “Del mismo modo, -dijo la declaración- cientos de miles de personas utilizaron el lema “Libérenlos a todos” para exigir la libertad del político vasco Arnaldo Otegi y de todos los presos políticos. El Coronavirus se ha convertido recientemente en una ocasión más para que la gente se movilice en torno a la causa de los presos políticos desde la India hasta el continente americano, desde Turquía hasta el Irán, desde el País Vasco hasta Cataluña y en todo el mundo para los que luchan por la libertad; buscando la verdad, la justicia y la liberación”.

La declaración añade: “Con este fin, queremos que el cumpleaños de Öcalan se convierta en un día de demanda de libertad para todas. Queremos promover debates sobre Öcalan, sus condiciones de encarcelamiento y el estado de los presos políticos en todo el mundo, dondequiera que estemos, ya sea en nuestras casas familiares o en debates en vídeo en línea”.

Se pueden encontrar varios libros de descarga gratuita en https://ocalanbooks.com

Öcalan: Las enfermedades que causan el caos se están extendiendo
(de ANF NEWS – Traducción: A Planeta)
(Tomado de la defensa del líder del pueblo kurdo Abdullah Öcalan llamada “En defensa de un pueblo”)

El líder del pueblo kurdo Öcalan escribió: “Las enfermedades que causan el caos como el cáncer, el SIDA y el estrés se están extendiendo. La sociedad por primera vez se ha dado cuenta de que está atrapada en el caos”.

El poder y la explotación en manos de la burguesía se han desarrollado como una sociedad devoradora de cáncer. Este cáncer social tiene los mismos efectos que el cáncer que golpea a la gente, el SIDA o enfermedades similares. En el momento en que nació la sociedad capitalista, Hobbes definió el poder (el estado) como una necesidad “para evitar que cada hombre se convierta en un lobo para el otro hombre”.  Pero ocurre lo contrario: el capitalismo establece su dominio para hacer que el hombre se convierta en lobo para el otro hombre. En los tiempos modernos el hombre se ha convertido en lobo, no sólo para el hombre, sino para toda la naturaleza. ¿Cómo podría esta clase que busca maximizar el beneficio y la acumulación no explotar la sociedad y la naturaleza una vez que llega al poder?

Ningún sistema social dominante ha atacado los fundamentos de la sociedad como lo ha hecho el capitalismo

El marxismo analizó escrupulosamente conceptos como el valor, la ganancia, el trabajo, el imperialismo y la guerra. Sin embargo, para comprender mejor su función dentro del marxismo, es necesario observarlos en el contexto que hemos presentado aquí. Las descripciones del “falso mesías” en las Sagradas Escrituras, que debería llegar poco antes del apocalipsis, se adaptan muy bien a esta clase. Ningún sistema social dominante ha atacado y destruido los cimientos de la sociedad y el medio ambiente natural, como lo ha hecho el capitalismo. La nación se transforma en nacionalismo y fascismo con connotaciones racistas, la dominación de la naturaleza en una catástrofe ecológica, la ganancia en el desempleo masivo. Al mismo tiempo el capitalismo se devora a sí mismo. Pierde gradualmente sus características específicas y se desmorona. Es el propio capitalismo, no el proletariado, el que hace la contrarrevolución contra sí mismo. Sólo superando la sociedad de clases capitalista será posible iniciar una nueva era social.

La sociedad por primera vez se ha dado cuenta de que está atrapada en el caos

El hecho de que el capitalismo considere que “cada uno es un lobo para el otro” crea un problema de seguridad general. La seguridad social no sólo se ve amenazada por factores externos, como la delincuencia o los delitos tipificados, sino que las amenazas elementales son sobre todo el hambre y el desempleo producidos por el propio sistema. Debido al aumento de los costos por un lado y al crecimiento de la población por el otro, los problemas de educación y salud siguen sin resolverse. Las enfermedades que causan el caos, como el cáncer, el SIDA y el estrés, se están extendiendo. La sociedad, que se ve despojada de las necesidades vitales básicas, como el medio ambiente, la vivienda, la salud, la educación, el trabajo y la seguridad, se da cuenta por primera vez en la historia de que no puede encontrar soluciones radicales y que está atrapada en el caos. La falta de una salida causa mareos.

Cuando se rompe la solidaridad comunitaria y se debilitan los mecanismos de defensa tradicionales, el poder individual o pequeñs grupos toman su lugar. El terror de la tribu y el clan se desarrolla para oponerse al terror de los poderosos. En la medida en que el sistema de poder político-militar emerge abiertamente en las estructuras del estado, se crea una situación de legítima defensa para la sociedad. En la medida en que no se aplican las normas jurídicas generales del Estado en materia de igualdad, se aplica el embargo de los derechos humanos y la libertad de opinión democrática y también surgen necesariamente las fuerzas de defensa popular. Esto conduce a una espiral de poder y contrapoder, que en lugar de contribuir a la solución de la crisis, la exacerba.

El deporte y el arte se transforman en herramientas anestésicas

Actividades como el deporte y el arte, que de hecho deberían ayudar a mitigar y eliminar las contradicciones materiales, así como facilitar el entendimiento mutuo, se transforman, en cambio, en herramientas anestésicas, que contribuyen a crear falsas ilusiones. Una función similar se atribuye a la religión, las congregaciones y las sectas, que impiden a la sociedad discernir la realidad. Se construyen mundos trascendentales y comunidades conservadoras, que actúan como obstáculos en el camino hacia una solución real. Al trío deporte, arte y religión se le arrebata su verdadera esencia histórico-social, para hacer a la sociedad ciega e insensible, con defensas y corazones de piedra. Con ellos se crean paradigmas ilusorios, para hacer que la falta de una salida sea aceptada como inevitable. Este tipo de resistencia contra el caos genera el efecto contrario, es decir, lo multiplica aún más.

Especialmente en épocas similares, el arte, la ciencia y la tecnología deben actuar como mecanismos de protección y desempeñar un papel iluminador, constructivo y orientador en la reorganización. Sin embargo, el monopolio extremo del poder oficial les impide cumplir esta función y producir soluciones sociales. La ciencia se limita a analizar los aspectos de las partes individuales, sin una visión de conjunto, o a disparar a los gorriones con un cañón. Se desperdician enormes recursos en armamentos y guerras inútiles, más que en la solución de problemas urgentes; hombres son llevados hacia productos orientados al beneficio, en contra de las necesidades básicas de la sociedad. Los efectos negativos de todo esto ayudan a reforzar el caos.

Podríamos expandirnos más allá de la definición de caos, de la que es responsable el sistema y en la que se ha involucrado toda la sociedad. Pero para nuestro propósito esta descripción es suficiente. Si no tomamos conciencia de esta situación de caos, sino que pensamos y actuamos como si viviéramos en una situación normal, no podremos evitar los errores elementales que repetiremos indefinidamente, en lugar de encontrar una solución.

La batalla debe ser ganada especialmente en el nivel del intelecto, es decir, de la mentalidad

En tiempos como estos, los esfuerzos intelectuales son mucho más importantes que en otros tiempos. En particular, dado que las estructuras científicas tradicionales como las universidades y la religión contribuyen más a la incomprensión que al entendimiento, cualquier esfuerzo intelectual verdaderamente esclarecedor es aún más valioso. La ciencia y la religión, esclavas del poder, son sumamente eficaces para difundir paradigmas falsos y distorsionados. En tiempos como estos deberíamos ser muy cuidadosas con el papel contrarrevolucionario de la religión, el arte y el deporte. Cada vez es más necesaria una cierta ciencia y estructuras científicas capaces de ofrecer a la sociedad proyectos reales y paradigmas adecuados, que yo llamaría “escuelas y academias socio-científicas”. La batalla debe ganarse especialmente en el nivel del intelecto, es decir, de la mentalidad. Vivimos en una época en la que la revolución intelectual tiene una importancia decisiva.

Una revolución de la mentalidad debe tener lugar en unión con los valores morales. Cuando las conquistas de la mentalidad no van de la mano de las morales y éticas, el resultado sigue siendo incierto y, en cualquier caso, transitorio. Hay que tener en cuenta la enorme ruina ética que ha provocado el sistema y, en consecuencia, hay que poner en marcha la conducta ética y moral, las personalidades e instituciones necesarias y valiosas para la sociedad.

La lucha contra el caos, que carece de ética y de moral, puede engullir al individuo y a la sociedad. La moral nunca puede ignorar las tradiciones sociales, sino que debe desarrollar una nueva ética social en armonía con ellas. Dado que el sistema dominante en la fase de caos utiliza las instituciones políticas y sus herramientas sólo para la demagogia, hay que ser especialmente cuidadoso con la elección de los medios e instrumentos políticos. Para que los partidos, las elecciones, los parlamentos y los gobiernos regionales tengan su papel en la realización de la sociedad ecológico-democrática, deben ser capaces de desarrollar las herramientas para resolver los problemas.

Debe existir una estrecha relación entre la organización política, con su práctica, y la sociedad construida en un sentido democrático, municipal y ecológico. En la fase de caos, estos procedimientos generalmente formulados deben ser implementados.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: