Las esperanzas mundiales en duda por no cumplir el G7 sus promesas de financiación climática para países pobres

Por Andrea Germanos (Common Dreams) – Traducido por A Planeta

FOTO: Activistas del grupo de protesta contra el cambio climático Extinction Rebellion vierten líquido negro representando petróleo en la boca de un compañero mientras se manifiestan contra el gigante petrolero Shell en la playa de St Ives, Cornualles, el 11 de junio de 2021. Era el primer día de la cumbre del G7 de tres días que celebrada del 11 al 13 de junio. Los líderes del G7 de Canadá, Francia, Alemania, Italia, Japón, Reino Unido y Estados Unidos se reunieron por primera vez en casi dos años para conversaciones en Carbis Bay, Cornualles. (Foto: Daniel Leal-Olivas/AFP vía Getty Images)

“Realmente habría esperado una señal más clara sobre cómo y cuándo podremos ver cumplido el compromiso de movilizar los 100.000 millones de dólares”.

Los líderes del Grupo de los 7 terminaron la semana pasada su cumbre sin un compromiso firme y claro sobre cómo van a cumplir la promesa de 100.000 millones de dólares anuales para la financiación del clima que hicieron hace más de una década, lo que provocó las críticas de la jefa de las Naciones Unidas para el clima, Patricia Espinosa.

La financiación del clima para los países en desarrollo, ha dicho Espinosa, es “absolutamente crucial” para el éxito de las negociaciones climáticas en curso. “En lo que respecta a la financiación”, declaró al UK Observer, “realmente habría esperado una señal más clara sobre cómo y cuándo podremos ver cumplido el compromiso de movilizar los 100.000 millones de dólares”.

“No tiene mucho sentido que las naciones vulnerables al clima se presenten en Glasgow para hacer negocios con gobiernos que incumplen sus promesas”.

“Esta es una condición para poder tener una buena base para tener una COP26 exitosa”, dijo Espinosa en referencia a las negociaciones climáticas de noviembre en Glasgow. “Es esencial. No podemos permitirnos una falta de éxito”.

El G7 cerró la cumbre con “compromisos para llegar al objetivo” de cara a Glasgow, informó The Guardian, “pero sigue faltando detalle sobre la cantidad exacta de dinero que las naciones más ricas estarían dispuestas a dar”.

“100.000 millones de dólares es mucho dinero”, dijo Espinosa, “pero también sabemos que lo que se requiere para la profunda transformación, que se necesita es mucho más”.

Las naciones ricas asumieron el compromiso de financiación climática (PDF) en 2010, y se formalizó en el acuerdo climático de París. Los fondos anuales “ayudarían a los países en desarrollo a dejar los combustibles fósiles y a protegerse de los impactos climáticos”, como escribió este mes Mark Hertsgaard para Covering Climate Now. Además, explicó:

Esta obligación, que debía entrar en vigor en 2020, se basaba en el tópico de que el cambio climático es causado mayoritariamente por los ricos, pero castiga desproporcionadamente a los pobres. Los países ricos tampoco han cumplido su promesa de 100.000 millones de dólares. En lugar de 100.000 millones de dólares anuales de ayuda climática, han aportado unos 20.000 millones, según un análisis que la ONG mundial de lucha contra la pobreza Oxfam realizó de las cifras de 2018 (el último año de datos autorizados).

El suministro de ayuda climática no es un acto de caridad, sino de autopreservación, según un informe histórico de la Agencia Internacional de la Energía publicado el mes pasado. Según la AIE, para mantener el aumento de la temperatura global en 1,5 C, el mundo debe detener el desarrollo de nuevos combustibles fósiles, y tanto los países desarrollados como los que están en vías de desarrollo deben cambiar rápidamente a la energía sin carbono. Este cambio será “imposible” para los países en vías de desarrollo, dijo [el Secretario General de la ONU, António] Guterres, sin una ayuda financiera y tecnológica considerable.

En mayo, antes de la cumbre del G7 que se ha celebrado entre el 11 y el 13 de junio en Cornualles (Reino Unido), Espinosa subrayó ante los ministros de clima y medio ambiente del G7 la urgencia de “un apoyo financiero integral a las naciones en desarrollo para hacer frente al cambio climático”.

“No podemos apagar un incendio forestal que amenaza con engullir el mundo entero con unas cuantas mantas húmedas. Debemos extinguirlo por completo”.

Aunque el comunicado del G7 emitido al final de la cumbre reafirmaba el compromiso de “movilizar conjuntamente 100.000 millones de dólares al año procedentes de fuentes públicas y privadas, hasta 2025”, como informó Reuters, los activistas del clima dijeron que la promesa se quedaba corta.

“La reafirmación por parte del G7 del anterior objetivo de 100.000 millones de dólares anuales no se acerca a la urgencia y la magnitud de la crisis”, afirmó Teresa Anderson, de Action Aid.

Saleemul Huq, director del Centro Internacional para el Cambio Climático y el Desarrollo, con sede en Bangladesh, expresó una frustración similar. En un artículo de opinión publicado por Reuters la semana pasada, escribió que el G7 “emitió un comunicado en el que se refería a sus planes [para] aumentar su financiación para el clima y cumplir el objetivo, pero no aclaró cómo, y se limitó a remitir la decisión a la próxima reunión del G20 que tendrá lugar en Italia en septiembre”.

======================

Nuestro trabajo está licenciado bajo Creative Commons. Siéntase libre de republicar y compartir ampliamente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: