Victoria en el caso contra la petrolera Total en Uganda

(English) (Français)

Por Amis de la Terre

El Tribunal de Casación francés acaba de pronunciarse sobre el caso contra el gigante petrolero Total, dirigido por seis organizaciones de la sociedad civil (OSC) francesas y ugandesas: Amigos de la Tierra Francia, Survie, AFIEGO, CRED, NAPE y NAVODA. Se trata de la primera acción judicial basada en la ley sobre el deber de vigilancia de las empresas transnacionales.

Se trata de la primera acción legal basada en la ley sobre el deber de vigilancia de las empresas transnacionales. Poniendo fin a una batalla procesal de casi dos años, el Tribunal Supremo falló a favor de las OSC, rechazando la competencia de los tribunales comerciales (1). Como las violaciones continúan y se intensifican en Uganda y Tanzania, el caso volverá ahora al tribunal civil de primera instancia, que finalmente lo examinará en cuanto al fondo del caso.

Tras una sentencia del tribunal civil de Nanterre en enero de 2020, que consideraba que este litigio era competencia del tribunal de comercio, y que fue confirmada en diciembre de 2020 por el Tribunal de Apelación de Versalles (2), Amis de la Terre France, Survie y sus cuatro socios ugandeses habían decidido a principios de 2021 presentar un recurso ante el Tribunal Supremo. En esta cuestión de competencia, contaron con el apoyo de otras tres organizaciones de la sociedad civil: ActionAid France, CCFD-Terre Solidaire, Collectif Éthique sur l’étiquette  y un sindicato, CFDT.

Para los demandantes, la sentencia dictada hoy por el Tribunal de Casación, que atribuye la competencia a la jurisdicción civil, constituye una importante victoria. El Tribunal falló a favor de las organizaciones de la sociedad civil al reconocer el «derecho de opción» (droit d’option) del que gozan como demandantes no comerciales (3). Al confiar el caso al tribunal civil, esta decisión permite cumplir los objetivos de la ley sobre el deber de vigilancia. El objetivo de esta ley es responsabilizar a las empresas de los impactos de sus actividades sobre terceros, como los empleados de las filiales, los proveedores y subcontratistas, las comunidades locales y el medio ambiente.

Mientras que los tribunales comerciales obtienen legitimidad de su conocimiento del mundo de los negocios, los casos presentados en virtud de la ley del deber de vigilancia corresponden con la protección de los derechos humanos y del planeta, por lo que no pueden reducirse a un conflicto puramente comercial.

Por otra parte, esta decisión es coherente con la disposición recientemente adoptada por el Parlamento francés en una nueva ley procesal de próxima promulgación, que atribuye competencia al tribunal civil de París para todos los casos basados en la ley del deber de vigilancia (4).

Según Juliette Renaud de Amis de la Terre France, «Nos sentimos aliviadas por esta decisión del Tribunal de Casación, que cierra por fin casi dos largos años de batalla procesal. Sin embargo, estamos muy preocupadas por el impacto de los retrasos que ha provocado esta cuestión procesal. Mientras tanto, según nuestras investigaciones, más de 100.000 personas siguen privadas total o parcialmente de sus tierras y medios de vida en Uganda y Tanzania (5). Es necesario actuar urgentemente, y esperamos que la próxima decisión sobre el fondo del asunto ordene a Total que tome por fin medidas concretas para poner fin a estas violaciones».

Para Thomas Bart de Survie «Esta decisión es una primera victoria en la larga batalla legal que hemos emprendido contra esta empresa transnacional. Por fin podremos centrarnos en el fondo del asunto. A pesar de las repetidas advertencias de la sociedad civil, el proyecto continúa a toda velocidad sin preocuparse por la represión de las personas sobre el terreno: nuestros socios y miembros de las comunidades que se atreven a alzar la voz contra este megaproyecto petrolero son objeto de una intimidación cada vez mayor, y las detenciones arbitrarias se multiplican (6)».

Esta sentencia del Tribunal de Casación devuelve el caso al tribunal civil de Nanterre, donde en los próximos meses debería celebrarse una vista en la que se trate finalmente el fondo del asunto.

 

 

==============

Notas:

  1. La decisión del Tribunal de Casación está disponible aquí.
    En Francia, los tribunales de comercio son tribunales de primera instancia que forman parte del sistema judicial civil. Son tribunales de jurisdicción específica y limitada, compuestos por jueces no profesionales del sector empresarial, elegidos por sus pares, para tratar los litigios comerciales debido a sus conocimientos técnicos del mundo empresarial.
  2. Véase nuestro comunicado de prensa del 10 de diciembre de 2020 : «Caso Total Uganda: el Tribunal de Apelación de Versalles devuelve el caso al tribunal comercial«. Para saber más sobre las etapas anteriores de este pleito, lea el informe de Amigos de la Tierra Francia y Survie (octubre de 2020): «Total Uganda – A first lawsuit under the duty of vigilance law: An update«.
  3. Según el derecho de opción (‘droit d’option’), si los demandantes son una entidad no comercial, como es el caso de nuestras organizaciones, pueden optar por presentar un litigio contra una entidad comercial ante el tribunal civil o el tribunal comercial. En noviembre de 2020, este principio fue reafirmado por el Tribunal de Casación en la sentencia «Uber» (disponible aquí solo en francés), incluso en un caso en el que el objeto del litigio tiene un vínculo directo con la gestión interna de la empresa. Esta decisión fue invocada por el tribunal de Nanterre en el caso «Total climate«, también basado en la ley sobre el deber de vigilancia.
  4. Véase el comunicado de prensa de Amis de la Terre del 21 de octubre de 2021: «Atribución de la competencia a un tribunal judicial: ¡los parlamentarios se salvan del espíritu de la ley sobre el deber de vigilancia!«
  5. Véase el informe de Amis de la Terre y Survie (octubre de 2020): Portrait de Judith Climat-Énergie Communiqué de presse3 décembre 2020 “A Nightmare Named Total in Uganda«
  6. Véase el reportaje de Le Monde, publicado el 26 de noviembre de 2021: «En Ouganda, le pétrole de Total impose le silence et la peur» (En Uganda, el petróleo de Total impone el silencio y el miedo).

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: