Entre objetivos saqueados y trillonarios: Solidaridad con los rebeldes de Minneapolis

(De itsgoingdown.org , traducido por A Planeta) El siguiente editorial de itsgoingdown.org analiza la reciente revuelta en Minneapolis en el contexto de la pandemia COVID-19 y la guerra social general en los llamados EE.UU.

Sin fin, escuchamos “¿por qué están saqueando y quemando su propia comunidad?” Como si por proximidad geográfica, los establecimientos de Target y Autozone y McDonalds, e incluso los sagrados pequeños negocios hubieran pertenecido siempre a los trabajadores y pobres que ahora los encienden en llamas. En un momento en que el desempleo histórico y la disparidad chocan con los crecientes beneficios corporativos y la llegada del primer ‘trillonario'(*), oímos los regaños y los defensores del orden actual movilizándose para avergonzar a aquellos que están reclamando su tiempo, su trabajo y sus vidas. Nos recuerdan que hay una forma ‘correcta’ de hacer las cosas, que hay canales y representantes por los que debemos pasar para buscar justicia. Mientras tanto, las tiendas se queman, la gente empuja a la policía para sacarlos y baila en las calles.

La vida de George Floyd fue robada por el Departamento de Policía de Minneapolis. Otro nombre en una larga lista de vidas negras que han sido cortadas por la violencia policial. Oscar Grant, Mike Brown, Tamir Rice, Eric Garner, Freddie Gray, Sandra Bland, Philando Castile, Marcus David Peters, Breonna Taylor… cada ciudad tiene su lista. Sin embargo, sigue ocurriendo. El guión se repite cada vez, desgastando a la gente, traumatizando a las familias y a las comunidades y, en última instancia, dejando las instituciones y las fuerzas policiales que lo perpetúan en su lugar, con pequeñas reformas, en el mejor de los casos. Como sucedió en Ferguson, Baltimore, Charlotte y otros, esta vez la gente decidió darle la vuelta al guión.

Vemos las imágenes, de coches de policía quemados y destrozados, filas de policías antidisturbios, gases lacrimógenos, temblorosas secuencias de vida, gente sangrando por las heridas causadas por las municiones de la policía, un espectáculo que es a la vez horroroso y aterrador, desgarrador, indignante, pero también hay un atisbo de algo más. A pesar de la tristeza de gran parte de ello, vemos enormes sonrisas en la cara de la gente cuando se ven hacer cosas que nunca pensaron que podrían hacer. El camino al que sus vidas están atadas cada día se interrumpe y emergen espacios de los que realmente pueden hacer cualquier cosa.

Los escáneres de la policía gritan “necesitamos refuerzos”, “nos estamos quedando sin gas [lacrimógeno]”, “estamos retrocediendo”, “hemos perdido el control”. Los agentes del orden, que suponemos invencibles y omnipotentes, están en retirada. Conscientemente o no, las líneas imaginarias de las leyes y el estado se borran, y las relaciones de propiedad se rompen. Cada cosa para cada uno. La realidad se despoja de su forma más elemental y la línea es clara: es todo el mundo contra los policías, los propietarios, los directores y los líderes. El saqueo se convierte en la recuperación de nuestras vidas y tiempo, y un edificio en llamas se convierte en una hoguera.

En un momento en el que el desempleo puede llegar a más del 25%, muchxs de nuestrxs amigxs temen ahora cómo van a pagar el alquiler, comprar comida o mantener las luces encendidas. Los proyectos de ley y los paquetes aprobados por los partidos gobernantes se anuncian como si fueran una balsa salvavidas, cuando la realidad es que no son más que un tiro en el brazo para la clase propietaria y los caseros. Ahora nos piden que volvamos a trabajar, que nos paguen 10 dólares la hora para jugar a la ruleta rusa con una pandemia que se ha cobrado 100.000 almas sólo en este país (Estados Unidos). Nos dicen que debemos estar agradecidos por las sobras que nos han dado, jugando con la generosidad de los cheques de 1.200 dólares y los pagos irregulares del seguro de desempleo. Pero sólo hay que mirar la letra pequeña para ver que lo que se le dio a los pobres y a la clase trabajadora de este país es una fracción de los rescates y pagos hechos para mantener las líneas del mercado de valores en alza y cómodamente a las corporaciones que dominan nuestras vidas. Apenas podemos dormir preocupados por ser desalojados, mientras Jeff Bezos se convierte en el primer trillonario del mundo.

Y esperan que nos sintamos indignados por un objetivo saqueado.

A todxs lxs que se dan cuenta de su quehacer histórico, ya sea a través de una piedra lanzada a la cabeza de un oficial de policía, un televisor de 65″ llevado a la puerta de entrada, o un graffiti extendido por un recinto, nos dan a todos la esperanza de que las cosas no tienen que ser así. Incluso mientras llaman frenéticamente a la guardia nacional, lo que has hecho es iluminar un camino hacia adelante. El orden de las cosas nos está aplastando. Nuestros trabajos están desapareciendo, nos pagan una mierda por tirar nuestras vidas a un hospicio, asesinan a los rebeldes en las calles y roban las vidas de los negros ante las cámaras para que todo el mundo lo vea. Este es un mundo que debemos rechazar porque nosotros nunca les importamos una mierda. Este es un mundo que debemos destruir.

El nuevo mundo lucha por nacer, tratando de abrirse camino a través del tiempo y el espacio en nuestro momento presente.

Recordamos a Marcus David Peters.

Y recordamos a George Floyd.

De Richmond a Minneapolis, ¡que se joda la policía!

 

Mientras estés aquí, itsgoingdown.org necesita tu apoyo. Para continuar con el sitio web.

(*) Jeff Bezos: fundador y director general de Amazon está en camino de convertirse en el primer trillonario del mundo… en medio de la pandemia!!!

ver también (Ex)presión 13  (PDF)

Rest in Power, Beautiful #blacklivesmatter from BLM Global Network on Vimeo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: